¿Pueden los resultados de las elecciones influir en el futuro de los juegos de azar en Argentina?

Las elecciones presidenciales siempre son motivo de cambios. Según los partidos y presidentes electos son las transformaciones que se llevan a cabo en provincias y países. Según las promesas hechas durante las campañas y las concepciones morales, humanas y políticas de los integrantes de los partidos triunfadores son las buenas nuevas que se respiran en la sociedad, la economía y la ley.

Las elecciones argentinas que tocan a la puerta están dando mucho de qué hablar en la industria del iGaming. Si bien, no es la legalización del juego online en todo el país cuestión de primer orden en estos sufragios, existen cuestiones relacionadas con el ámbito que preocupan a quienes se interesan por el respaldo legal de la industria.

 El 2018 un año de buena salud para el mercado del juego en línea

El pasado 2018 el gobierno de la provincia de Buenos Aires tuvo a bien reglamentar las apuestas online en dicho territorio. Jugar en casinos en línea de Argentina iba a ser posible, al menos, para bien de los usuarios que residieran en su capital. La iniciativa fue vitoreada por operadores y seguidores del juego virtual quienes también comenzaron a ver con esto un resquicio de luz entre tanta penumbra. Según el gobierno, la aprobación de las apuestas en los portales digitales se había incluido sin restricciones en la Ley Impositiva para el Presupuesto 2019 en esta provincia.

La situación de las apuestas online en la capital argentina iba a gozar de buena salud. Se podría apostar con libertad en los operadores virtuales quienes a su vez serían acreditados con varias licencias de juegos y estarían obligados a pagar impuestos por sus operaciones.

Para inicios de 2019, a pesar de que en Buenos Aires ya estaba legalizado el juego en internet, aun la regulación no había sido promulgada. Se trabajaba con secretismo y no se mencionaba una fecha exacta para poner punto final a los debates. Pese a las incongruencias y la larga espera, los interesados en la industria de las apuestas confiaban en que la respuesta, más temprano que tarde, saldría a la luz.

El futuro de los juegos de azar en Argentina

Casi a finales de 2019 la respuesta a la legalización formal de los juegos online y la aprobación de las licencias para las casas de apuestas virtuales en Buenos Aires se continúa esperando. Si algo así sucede en este territorio, poco o nada hay para decir con respecto a las demás provincias en donde ni siquiera alguna vez se pensó legalizar las apuestas deportivas y el juego gratis y de pago en los casinos digitales.

Las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo el 27 de octubre de 2019 podrían generar cambios en la situación actual del juego online. Probablemente la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, abandone su cargo y lo poco que se avanzó en materia legal sufra un retroceso. De cualquier manera, nadie sabe si las promesas de la autorización del juego en los portales de la nube tendrán un final feliz y se harán vigentes antes de las elecciones. La incertidumbre política ronda los salones de las casas de juego en este territorio.

Los resultados de las elecciones argentinas pueden, sí, dejar el marco legal de las apuestas en línea tal como estaba antes de 2018. Solo queda aguardar a que se emita por fin la respuesta que tanto ha dado de qué hablar en la capital argentina y que, en caso de que la ley llegue a promulgarse y el Instituto de Loterías y Casinos de la Provincia de Buenos Aires comience a supervisar las operaciones de los casinos, en el resto del país las casas virtuales también obtengan sus licencias.