Connect with us

Hi, what are you looking for?

NBA

¿Problemas? Trump se enciende y lanza un duro mensaje a la NBA

El presidente de los Estados Unidos volvió a criticar a la Liga.

NBA
NBA

La novela entre Donald Trump y la NBA ha escrito un nuevo capítulo. El presidente de los Estados Unidos habló sobre varios temas, se manifestó nuevamente en contra de los jugadores que se arrodillan durante el himno. Asimismo, sin mencionar nombres, llamó «tontos» y «desagradables» a algunos miembros de la liga. Lo que muestra la tensión entre ambas partes y que parece no cesar con los días.

«Algunas personas de la NBA son muy desagradables. Y, honestamente, muy tontas», comentó el presidente para la cadena Fox. Esto en referencia a las declaraciones que varios jugadores, incluidos LeBron James y Stephen Curry, han lanzado en su contra. Cabe recordar que en este regreso, la liga está enviando mensajes para concientizar sobre la justicia racial. Asimismo, los jugadores aprovechan sus redes para sumarse con frases de apoyo.

«Están en graves problemas»

Arrodillarse durante el himno estadounidense es algo que enfadó en demasía al mandatario, por lo que volvió a ahondar en el tema. «Ha sido horrible para el baloncesto. La gente está enojada por eso (arrodillarse). No se dan cuenta. No quieren, tienen suficiente política con tipos como yo. Así que creo que la NBA está en problemas. Creo que tiene un gran problema, un problema mayor de lo que ellos creen», comentó de forma tajante.

«Tienes que defender tu bandera y tienes que respetar tu bandera y tu país. Están ganando millones de dólares al año por practicar un deporte que de todos modos jugarían. Ellos lo jugarían los fines de semana. Y tienen que respetar a su país», añadió el presidente, quien comparó a la NBA con la NHL, donde, de acuerdo a sus palabras, «respetaron lo que se suponía que debían estar haciendo».

Sobre la NBA y su relación con China

El presidente también habló sobre la relación de la liga con el país asiático. Puntualizó que la NBA tiene todo en Estados Unidos, por lo que no valora lo que se le da. «La forma en la que atienden a China, en que se inclinan ante ellos, es francamente una vergüenza. Ganan mucho más dinero aquí que en China. Pero tenemos un sistema que le permite faltarle el respeto a su sistema, y ​​eso es una lástima para ellos. No aprecian lo que tienen aquí», sentenció.