Connect with us

Hi, what are you looking for?

NBA

¡Vergüenza! El gobierno de Wisconsin y su respuesta ante el pedido de los Bucks

La franquicia de Milwaukee le había pedido a la legislatura estatal que responda a los reclamos por justicia social.

Bucks

La llamada de los Bucks fue totalmente ignorada por el gobierno de Winsconsin. Este miércoles, el equipo de baloncesto de Milwaukee protagonizó una de las protestas deportivas más resonantes de la historia. Además de boicotear su encuentro por la primera ronda de playoffs ante Orlando Magic, los Bucks realizaron un pedido a la legislatura de su estado: que se reúna para empezar a trabajar en un plan de acción para la lucha contra el racismo. Los legisladores desestimaron este pedido y, luego de dar el presente, abandonaron inmediatamente la sala.

La semana pasada, los Bucks señalaron a la legislatura de Winconsin, estado en el que se produjo el ataque a Jacob Blake. El comunicado que el conjunto de Milwaukee emitió luego de la suspensión de su partido visualizó la poca interacción de el congreso de aquel estado. Luego de este llamado de atención, el gobernador Tony Evers convocó una sesión extraordinaria para tratar el tema pero ambas cámaras no hicieron caso. La sesión terminó casi inmediatamente y la problemática no fue tratada.

El movimiento Black Lives Matter tomó este año un nivel de relevancia  a escala mundial. Las demostraciones de apoyo de personajes públicos, sobre todo deportistas, ayudó a que el mensaje quede instalado en la agenda diaria, sobre todo la de Estados Unidos. En este país, la lucha por la justicia social se encuentra hasta por sobre el coronavirus.

La reacción de los Milwaukee Bucks ante dos nuevos episodios de brutalidad policial dirigida hacia personas de origen afro-descendiente fue acompañada por todos los integrantes del deporte americano. Por parte de la NBA, los jugadores de Los Rockets, Thunder, Lakers, Trail Blazers   y Orlando Magic adhirieron al boicot y lograron que las dos siguientes fechas se cancelaran y que se abra un debate para tratar con este tema.

Esta reacción no solo se limitó al basquetbol. Los equipos de la MLS, a excepción de Orlando City y Nashville, decidieron no jugar los partidos correspondientes a aquel miércoles. La MLB también siguió el ejemplo y pospuso todos los encuentros programados. Por parte del fútbol americano, el otro deporte nacional, muchas franquicias decidieron suspender los entrenamientos que tenían programados. Los Baltimore Ravens incluso lanzaron un comunicado exigiéndole una respuesta al gobierno.