Connect with us

Hi, what are you looking for?

NBA

¿Se terminaron los problemas? Los referentes de los Celtics tuvieron una reunión por la situación del vestuario

Brad Stevens convocó a dos de los líderes del grupo para charlar lo ocurrido luego de la segunda derrota ante Miami.

Celtics

Los Celtics se encuentran en una posición muy comprometida para sus ambiciones en esta temporada. La franquicia perdió el jueves el segundo partido de las finales de conferencia ante Miami Heat. En este segundo encuentro, Boston no logró encontrarse y cayó nuevamente ante un conjunto que viene pisando fuerte desde el inicio de los playoffs.

La frustración por esta situación llegó a un nivel extremo. Después del partido, el vestuario de los Celtics se volvió una caldera. Los jugadores intercambiaron diálogos fuertes, los cuales le reprodujeron sin ningún tipo de reserva a toda la prensa presente. Por esta razón, Brad Stevens decidió convocar a Jayson Tatum, Kemba Walker, Jaylen Brown y Marcus Smart en la madrugada del viernes.

Es entendible la tensión en el vestuario de los Celtics. El momento que están atravesando es realmente crítico. Una derrota hoy probablemente terminé de sentenciar la serie y hasta anticipe una barrida. Sumado a la presión que conlleva estar aislado hace más de dos meses, el estar cada vez más cerca de un eliminación vergonzosa para Boston inevitablemente empuja a que se dé una situación como esta.

La reunión

El objetivo de aquella reunión siempre fue aclarar todo lo ocurrido en aquel griterío que se generó con una nueva caída ante los Heat. Uno de los temas más tratados en aquella charla fue la pésima segunda mitad de Boston en el segundo juego. La franquicia más ganadora en la historia de la NBA desperdició una ventaja de 20 puntos, con la que se fue al descanso, y tuvo 20 pérdidas totales en el encuentro.

La vuelta de una pieza clave

Otro de los componentes de la reunión giraron en torno a la integración de Gordon Hayword al grupo. El alero se viene ausentando desde el comienzo de los playoffs por un esguince en su rodilla, el cual sufrió en el primer juego ante los 76ers. Este sábado podría marcar la vuelta de Hayword, que hasta el viernes había duda de que pueda volver para este partido clave.  Stevens y los jugadores creen que el alero sería una mejora importante para el equipo.