Connect with us

Hi, what are you looking for?

NBA

¿Estás listo KD? La impactante decisión que tomó Steve Nash con Kevin Durant: “Planeo hacerlo”

El nuevo coach de los Nets habló del lugar que tendrá el alero en su equipo.

Kevin Durant

No hay fanático que espere más el comienzo de la próxima temporada como el de los Nets. Con la vuelta de Kevin Durant y Kyrie Irving, y la incorporación como head coach de Steve Nash, el futuro inmediato de Brooklyn se muy optimista. Además de un gran nivel y experiencia, el canadiense podrá utilizar todos sus conocimientos basquetbolísticos con un plantel totalmente versátil.

Quien más se destaca en esta cualidad es Durant. Y Nash lo sabe. “Kevin puede jugar en las cinco posiciones y planeo utilizarlo en las cinco posiciones”, declaró el flamante coach de la NBA.  La realidad marca que el ex Golden State puede ser peligroso en cualquier sector del campo. Esta alternativa le da muchísimas más opciones a explotar a Steve Nash podrá desorientar cualquier planificación rival.

Puede que sea arriesgado delegarle tanta responsabilidad a un jugador que todavía ni llegó a debutar con la camiseta de Brooklyn. Pero también hay que tener en cuenta la experiencia que tiene KD para adaptarse a escenarios totalmente ajenos a él. Con su altura, agilidad y habilidad con los pies Kevin Durant tiene todas las características para tomar un rol como anotador o como armador de juego.

Sus otras armas

Si bien el equipo girar en torno al multicampeón con los Golden State Warrios, no hay que olvidarse de los otros jugadores versátiles con los que cuenta Steve Nash. Kyrie Irving, la segunda estrella de este equipo, ha demostrado gran capacidad tanto para anotar a distancia como para hacerse eje del juego. En la entrevista que dio, el entrenador canadiese remarcó su intención de explotar el potencial del juego sin pelota de Irving.

Además, Nash contará con un Caris LaVert que puede jugar por todo el ancho del perímetro y que viene tomando un rol más de líder ante las ausencias de Irving y Durant. Los playoffs fueron una prueba de fuego para el alero que, con el aporte del pívote Jarret Allen, pudo mantener competitivo a un equipo totalmente desarmado.