Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL SUDAMERICANO

Miguel Russo cambió por completo la cara de Boca

Con un enorme segundo tiempo, los dirigidos por Miguel Ángel Russo, el que habló con la prensa, golearon 3 a 0 a Independiente de Medellín.

Fuente: Twitter oficial de Boca Juniors.

Boca Juniors estiró su gran momento y, tras festejar el título en la Superliga Argentina el sábado, consiguió la primera victoria en la actual edición de la Copa Libertadores de América. Con un enorme segundo tiempo, los dirigidos por Miguel Ángel Russo, el que habló con la prensa, golearon 3 a 0 a Independiente de Medellín. En la primera jornada habían empatado contra Caracas en Venezuela, por lo que ahora se posicionas como los escoltas de Libertad de Paraguay en el Grupo H.

«Aún con errores, se sigue manteniendo el ritmo durante todo el partido, eso es importante. Era vital ganar por el empate de visitante y la localía para nosotros es clave. Tuvimos contundencia y no cambiamos el juego, recuperaron mucho, hubo rendimientos muy altos, la precisión, los tiempos en pausa y aceleración, todo eso fue muy importante. Estamos en un camino y no me gusta tirar tantas flores porque permanentemente hay que seguir demostrando y las dificultades van a aparecer a medida que vayamos subiendo. Va a ser un mes difícil», inició.

«Vamos a ver todo, a mí me gusta mantener los equipos. Vamos a ver cómo vienen todos, esto es día a día. De hecho, hoy para definirlo esperé hasta el final porque nos estamos jugando un montón de cosas. Siempre se toman riesgos ante la doble competencia, pero confío mucho en este plantel y también en los que están afuera siempre al pie del cañón. Eso a nivel de grupo es importante. Valoro mucho a este grupo, hicieron algo que no es normal. Se los dije, ganar un torneo de esta manera no es normal, superaron a un rival importante a nivel de juego, eso es muy valedero», comunicó el DT.

La felicidad de Russo

En relación al título del sábado, Miguel dijo: «Parece que el campeonato quedó muy lejos y fue ayer, pero Boca es así. Hay que saber acomodarse a este tipo de cambio permanente. No tenés dos fiestas, sino un ratito, una fiesta y después volvés a la normalidad. Es bueno porque lo entendieron muy rápido. El partido de hoy era prueba de fuego para nosotros a nivel mental, y lo valoro mucho. La cabeza es lo más importante y estamos bien, eso es muy valedero. Valoro mucho el torneo que ganó Boca, muchísimo, porque no es normal, pero tenemos que seguir y daremos vuelta la página. Esto quedó en la historia y lo recordaremos permanentemente».

«Las decisiones que tengo que tomar son de mucho riesgo. En 72 horas jugó dos partidos importantes, es lo que buscamos de él y se siente bien. Si en algún momento lo cuido, es simplemente para protegerlo por las lesiones. Intentamos evitar el desgaste. Cualquier cosa que haga es para cuidarlo», culminó diciendo Russo, haciendo referencia al enorme presente que atraviesa Carlos Tévez, el comandante de este barco que parece no querer frenar por nada.