Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL SUDAMERICANO

¿Y ahora quién lo baja? Olimpia ganó y es puntero del fútbol paraguayo

Néstor Camacho le dio el triunfo a un Olimpia que tuvo que transpirar más de la cuenta para lelvarse la victoria.

Olimpia

El tetracampeón del fútbol de Paraguay derrotó uno a cero como visitante al durísimo Guaireña con gol de Néstor Camacho. Olimpia se sacó de encima un escollo muy difícil y alcanzó la punta del campeonato que comparte con Libertad, ambos igualados en 22 unidades. El equipo del argentino Daniel Garnero busca el pentacampeonato, algo histórico para el tres veces campeón de la Copa Libertadores.

Olimpia es de esos equipos a los que no le podés regalar nada. Y ayer Libertad le dio la chance de subirse a la cima del campeonato de la División de Honor del fútbol de Paraguay. El Decano Franjeado aprovechó la oportunidad y se trepó. Al igual que Cerro Porteño, que anteriormente derrotó a Sportivo San Lorenzo y quedó muy cerca. Los tres elencos están separados por un punto de distancia.

Guaraní es el famoso caballo de carrera que viene de atrás y quiere ganar. Ayer venció al puntero a domicilio y se encuentra a tres puntos de los líderes y con un partido menos que se jugará el miércoles. Si el aurinegro gana su duelo ante River Plate en el pendiente de la fecha seis, quedará en la cima de la tabla de posiciones junto a Liberad y Olimpia, quedando la mitad del torneo por disputarse.

La receta para ser campeón

El entrenador argentino Daniel Garnero ganó cinco títulos en le fútbol de Paraguay. Fue campeón con Guaraní en el año 2016 y tetracampeón con Olimpia logrando Apertura y Clausura 2018 y Apertura y Clausura 2019. Garnero parece haber encontrado su lugar en el mundo en Paraguay, ya que en Argentina dirigió Arsenal, Independiente, Banfield y San Martin de San Juán sin resultados de lujo.

Ídolo, crack y figura

Roque Santa Cruz es un goleador descomunal de una jerarquía tremenda. Lo demostró en Bayern Munich, Manchester City, la Selección de Paraguay y ahora en Olimpia, club de sus amores al cual regresó para retirarse. Desde que llegó Roque a la «O» todo es alegría, goles y títulos. Sigue demostrando a sus 38 años que la clase nunca se pierde y que un buen jugador perdura en el tiempo y se adapta a los cambios.