Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL SUDAMERICANO

Dolor en Colombia: falleció Gabriel Ochoa Uribe

El «Doctor» es el entrenador con más títulos en la historia del fútbol colombiano.

Colombia

La tristeza es total en el mundo del fútbol de Colombia tras el fallecimiento del Doctor Gabriel Ochoa Uribe, el entrenador con más títulos en la historia de la Primera División del país cafefero. Fue jinete en la ciudad de Medellín, médico, futbolista profesional y posteriormente director técnico. Su huella en el fútbol colombiano jamás se borrará y sus enseñanzas fueron un legado para todas las generaciones.

Uribe fue un gran arquero en su etapa como futbolista profesional. Tuvo el privilegio de compartir plantel y ganar cuatro títulos de Primera División en el club Millonarios junto a dos íconos del fútbol argentino: Alfredo Di Stéfano y Adolfo Pedernera, éste último oficiaba de entrenador-jugador. Los dos jugadores argentinos llegaron desde River Plate tras la huelga de 1948.

Dirigió siempre en Colombia: ganó 14 títulos

La carrera como entrenador de Gabriel Ochoa Uribe fue magnífica. Ganó seis títulos al frente de Millonarios (cinco de Primera División y una Copa de Colombia), ganó una liga con Independiente Santa Fe y es el ídolo máximo de América de Cali donde se coronó en siete oportunidades campeón del fútbol colombiano. La última vez fue en 1990, y al año siguiente se retiró.

El ídolo máximo

Uribe dirigió 12 años al América de Cali en su etapa más gloriosa. Al mismo tiempo llegó a dirigir la Selección de Colombia donde no le fue bien tras no poder clasificarse al Mundial 1986. El «Doctor» llegó al América en 1979, año en el que consiguió su primer título, luego fue pentacampeón ganando los torneos de 1982, 1983, 1984, 1985 y 1986. Su última alegría fue en 1990.

La cuenta pendiente

La espina que va a quedar clavada en la historia de América de Cali es la Copa Libertadores. De la mano de Uribe, el equipo de Cali llegó a tres finales consecutivas del torneo más importante del continente. En 1985 perdió ante Argentinos Juniors, en 1986 perdió ante River y en 1987 ante Peñarol. Para colmo, en 1988 perdió en semifinales ante Newell’s Old Boys en la definición por penales más larga de la historia de la Copa Libertadores.