Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL SUDAMERICANO

¡Lo que se comió! El increíble gol errado de Cvitanich en la derrota de Racing

Racing tuvo muchas chances, y la más clara fue la de Darío Cvitanich, que no pudo anotar el primero de la tarde copera.

Cuando el destino está escrito y se puede leer en él la invebitable desgracia de la derrota, todo sale acorde. Racing hizo todo lo posible para ganar, mereció ganar y perdió contra Nacional por uno a cero en el debut de la Copa Libertadores. Darío Cvitanich tuvo en sus pies el gol del triunfo en el primer tiempo pero se lo comió de manera insólita al no empujar una pelota que recorrió toda el área.

El juvenil Benjamín Garré, de enorme partido, desbordó por la banda derecha como en toda la primera mitad y metió un buscapié fulminante al corazón del área. El excelente nueve que es Darío Cvitanich estaba ahí para empujarla, pero de manera increíble no llegó a convertir el uno a cero para Racing. La Academia generó muchas chances para abrir el marcador y luego para empatarlo, pero cuando no quiere entrar, no hay con qué darle.

Buena presentación pese a la derrota

Sebastián Beccacece salió a la cancha con su habitual esquema 4-3-3 con todos volantes de buen pie y dos extremos bin abiertos por afuera para abastecer al nueve. De un lado Benjamín Garré, ex Manchester City y de enorme futuro, y del otro Héctor Fértoli, un jugador con más intenciones que hechos. La salida del volante Matías Rojas en el entretiempo, pegó muy duro en un Racing que no lo pudo reemplazar.

Baja sensible

La salida del jugador de la Selección de Paraguay le quito esa zurda mágica al equipo, lo privó de esos pases al espacio, de esos cambios de frente y de esa gran pegada. Para colmo de males, el arquero Gabriel Arias cometió un error insólito en la salida del fondo y le permitió a Nacional llegar hasta el área, cosa que le estaba costando muchísimo hasta el momento.

Mereció mucho más

Gonzalo Bergessio, goleador del fútbol uruguayo, cambió por gol el penal que pitó el árbitro chileno y sentenció el marcador. Para colmo de males, minutos después fue expulsado Augusto Solari y Racing se quedó con diez hombres. Perdiendo inmerecidamente, y con un menos, la Academia fue por la heroíca y mereció empatarlo sobre el final, pero el arquero Rochet lo impidió.