Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL SUDAMERICANO

Nuevo récord: River volvió a triturar a Deportivo Binacional y le metió 14 goles en dos partidos

Si la serie entre River y Binacional hubiera sido de octavos de final, el marcador reflejaría un 14 a 0 a favor del Millonario.

River

El River de Marcelo Gallardo le ganó seis a cero a Deportivo Binacional, no para de hacer historia y volvió a lograr un nuevo récord. Es la primera vez en la historia que el club Millonario mete seis goles en condición de visitante en 253 partidos por competiciones internacionales. El triunfo es muy importante desde lo numérico ya que el elenco argentino se ubica segundo en el Grupo «D» y de ganarle a San Pablo asegura su boleto a octavos.

River le metió a Deportivo Binacional 14 goles en dos partidos. Una marca histórica, tremenda, impensanda para éstos tiempos modernos, digna de un Barcelona de Guardiola contra algún equipo ignoto de Europa del Este. Nicolás de la Cruz, Fajardo en contra, Álvarez, Fernández y Pratto en dos oportunidades anotaron los seis goles de una noche histórica de Copa Libertadores.

Lo bailó desde el primer minuto

El partido comenzó como se suponía desde la previa. River ahogó a Binacional y no lo dejó respirar en ningún momento. Con los tres delanteros moviéndose por todo el frente de ataque, los volantes progresando y los dos laterales jugando como extremos, el elenco de Gallardo se plantó en tres cuartos de cancha rival. El equipo peruano no podía salir y los goles de River llegaban a cuentagotas.

Un monólogo

Luego del primer gol, el encuentro ya no fue tal. El monólogo del equipo de Marcelo Gallardo se pronunciaba más y más a medida que pasaban los minutos y ya se tornaba aburrida la abismal diferencia que pesaba en el aire de Lima. El gran ganador de la noche fue Lucas Pratto que volvió a convertir luego de 480 días (el último fue ante Atético Paranaense en la Recopa Sudamericana) y llegó a 27 goles en Copa Libertadores.

Candidatazo

River, Boca y Flamengo son los grandes candidatos a quedarse con la Copa Libertadores. El Millonario ya despejó todo tipo de dudas y dejó en claro que el parate sólo le sirvió para mejorar y no lo afectó en nada. Deberá completar la faena la semana que viene cuando reciba a San Pablo en El Monumental, ya que con tres puntos asegura la clasificación a octavos de final. Y el River de Gallardo en los mano a mano, rara vez perdona.