Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL ARGENTINO

Ex jugador de Vélez cuenta el mal momento que vive por el coronavirus

Un jugador que pasó por Vélez y Racing Club de Avellaneda habló con la prensa y trató sobre el mal momento que se vive por el coronavirus en el mundo. Fue Maxi Moralez quien reflexionó sobre cómo ha afrontado Estados Unidos la crisis del COVID-19, en una entrevista concedida virtualmente. El jugador argentino del New York City se mostró crítico con las autoridades del país, líder mundial ya en número de infectados totales.
«No es como en Italia, pero ahora hay más personas infectadas en el mundo. Este problema se ha subestimado aquí en Estados Unidos. Tal vez pensaron que no podría haber sucedido como en Italia y España. Las medidas necesarias no se tomaron de inmediato, pero después de que alguien se infecta se hace difícil detener este virus. Afortunadamente no hay muchas muertes, pero cada día hay 1000 personas más infectadas. Esto da miedo «, comenzó diciendo.
«Fuimos el primer club en infectarse en los Estados Unidos. No nos dijeron quién era el miembro positivo del equipo, pero nos dijeron que nos quedáramos en casa como precaución. Cuando escuchamos las noticias, me sentí un poco preocupado, pero el médico nos dijo que la prueba no se puede realizar sin síntomas. Por fortuna, ni yo ni mi familia tuvimos ninguno, así que no era necesario», reconoció.
Además, Maxi también dijo: «No hay restricciones como en Italia. Sin embargo, la gente todavía está afuera con el perro, corriendo o paseando con su esposo. Quedan algunas actividades abiertas, como algunos restaurantes, bancos, farmacias. En el supermercado la gente va sin guantes y sin máscara. En cuanto a mi familia, compramos cada 3 o 4 días, pero solo sale una persona y tratamos de quedarnos en casa el resto del tiempo».
«Mi madre tenía cáncer y, después de la quimioterapia, tal vez está un poco más débil. Afortunadamente, mi padre todavía es joven. Todavía saben qué hacer y siempre están en casa. En Argentina hicieron cuarentena obligatoria . Fueron buenos cerrar todo, incluso si hay muchas personas que hacen lo que quieren. Eso pasa en todas partes», culminó diciendo Moralez, el que no descarta volver en algún momento al fútbol argentino.

Un jugador que pasó por Vélez y Racing Club de Avellaneda habló con la prensa y trató sobre el mal momento que se vive por el coronavirus en el mundo. Fue Maxi Moralez quien reflexionó sobre cómo ha afrontado Estados Unidos la crisis del COVID-19, en una entrevista concedida virtualmente. El jugador argentino del New York City se mostró crítico con las autoridades del país, líder mundial ya en número de infectados totales.

«No es como en Italia, pero ahora hay más personas infectadas en el mundo. Este problema se ha subestimado aquí en Estados Unidos. Tal vez pensaron que no podría haber sucedido como en Italia y España. Las medidas necesarias no se tomaron de inmediato, pero después de que alguien se infecta se hace difícil detener este virus. Afortunadamente no hay muchas muertes, pero cada día hay 1000 personas más infectadas. Esto da miedo «, comenzó diciendo.

«Fuimos el primer club en infectarse en los Estados Unidos. No nos dijeron quién era el miembro positivo del equipo, pero nos dijeron que nos quedáramos en casa como precaución. Cuando escuchamos las noticias, me sentí un poco preocupado, pero el médico nos dijo que la prueba no se puede realizar sin síntomas. Por fortuna, ni yo ni mi familia tuvimos ninguno, así que no era necesario», reconoció.

Mucho enojo con Trump

Además, Maxi también dijo: «No hay restricciones como en Italia. Sin embargo, la gente todavía está afuera con el perro, corriendo o paseando con su esposo. Quedan algunas actividades abiertas, como algunos restaurantes, bancos, farmacias. En el supermercado la gente va sin guantes y sin máscara. En cuanto a mi familia, compramos cada 3 o 4 días, pero solo sale una persona y tratamos de quedarnos en casa el resto del tiempo».

«Mi madre tenía cáncer y, después de la quimioterapia, tal vez está un poco más débil. Afortunadamente, mi padre todavía es joven. Todavía saben qué hacer y siempre están en casa. En Argentina hicieron cuarentena obligatoria . Fueron buenos cerrar todo, incluso si hay muchas personas que hacen lo que quieren. Eso pasa en todas partes», culminó diciendo Moralez, el que no descarta volver en algún momento al fútbol argentino.