Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tenis

«Asumo el riesgo de morir»: el impactante documento que deberán firmar los jugadores para jugar el US Open

Quienes acepten las condiciones, se verán imposibilitados de demandar a las autoridades organizadoras.

US Open

Se filtraron en las redes sociales las «bases y condiciones» que los tenistas deberán firmar para poder disputar tanto el US Open como el Cincinnati Open. «Yo asumo voluntariamente la responsabilidad total sobre cualquier riesgo, incluyendo la muerte que pueda suceder conmigo u otras personas que entren en contacto conmigo, como resultado de mi presencia en las instalaciones…», dice un pasaje del documento.

El US Open se jugará entre el lunes 31 de agosto y el domingo 13 de septiembre. Flushing Meadows, bajo fuertes medidas de seguridad como el máximo de 3 miembros por equipo – en un principio era 1 pero los tenistas se quejaron – , los testeos a todos los jugadores y la prohibición de salir de las instalaciones, será el escenario del primer Grand Slam luego del parate de 5 meses debido al brote del COVID-19. Pero los organizadores quieren estar seguros de no sufrir ningún tipo de consecuencia si algo sale mal, por lo que intentan «lavarse las manos«, y no con agua y jabón precisamente.

En las redes sociales comenzó a circular el documento que la USTA le envió a los jugadores que participaran en el Cincinnati Open y/o el US Open para que lo firmaran. En el, buscando librarse de cargo y culpa, obliga a los competidores a asumir cualquier tipo de riesgo de enfermarse, contagiar a quienes lo acompañan o morir, «incluso si es por la negligencia de la National Tennis Center u otra entidad organizadora». Además, les quita a los jugadores el derecho a iniciar acciones legales contra cualquiera de las entidades organizadoras.

¿La gota que rebalsa el vaso?

Habrá que ver qué consecuencias trae esto, pues los jugadores ya mostraron en varias ocasiones su disconformidad con la organización del torneo, y varios de los mejores del mundo ya avisaron que no irán a Flushing Meadows. La posible cuarentena obligatoria al viajar a Europa para la gira de tierra batida – Roma Open y Roland Garros – es uno de los motivos de preocupación, ya que en caso de tener que estar confinados 14 días, no podrían participar en ninguno de los dos torneos. El gobierno español ya les había asegurado que no les exigirían hacer confinamiento de modo que pudieran jugar en el Abierto de Madrid. Pero todo cambió desde el momento en que el Mutua Madrid Open fue suspendido por el fuerte repunte de casos de COVID-19 en la capital española.

Además, los jugadores no están de acuerdo con la regla impuesta por el Departamento de Salud de Nueva York y el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades​ de la misma ciudad, mediante la cual quedarían automáticamente eliminados de la competencia no solo si ellos mismos contraen el coronavirus sino también si algún miembro de su equipo da positivo.