Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tenis

Abierto De Roma: un corte de luz y un punto insólito detuvieron dos veces el partido de Monfils

El árbitro principal tuvo que llamar al encargado de mantenimiento.

Monfils
Twitter oficial del ATP Tour

El número 9 del ranking ATP Gael Monfils cayó por 2-6 4-6 frente al alemán Dominik Koepfer por la ronda de 32 del Abierto de Roma. Además del sorpresivo resultado, se dio un hecho bastante particular e inédito. El francés le avisó al juez de silla acerca del mal estado de la pista, que tenía un pozo de su lado. Lo que sucedió después desató las risas de todos los presentes.

Gael Monfils comenzó su camino en el Abierto de Roma ante Dominik Koepfer, pero también lo finalizó ya que quedó eliminado tras caer 2-6 4-6. Cuando el partido apenas había arrancado, iban 1-1 y el parisino ganaba 40-30 el tercer juego con su saque, el partido se detuvo un instante. El 9 del mundo le comunicó al juez de silla que la cancha no estaba en buen estado.

Específicamente, el problema era un enorme pozo que podía dificultar las acciones y hasta provocar alguna lesión en los jugadores. Inmediatamente el árbitro fue a inspeccionar, analizó el desperfecto y fue a buscar su radio para pedir la presencia de los encargados del mantenimiento. Mientras esperaban, le preguntó a Monfils si quería esperar o seguir hasta que llegaran a arreglar la cancha. El tenista pisó, probó y dio el visto bueno para seguir.

En el mismísimo primer punto luego de lo ocurrido, Koepfer devolvió el saque de su rival y la pelota picó en donde estaba el pozo y se desvió, por lo que Monfils golpeó al aire con la raqueta. Inmediatamente el francés comenzó a reír y dijo: «Sí, mejor espero», entre risas. El umpire sonrío y nuevamente pidió que la gente de mantenimiento se hiciera presente ya que el partido estaba parado. Los tenistas tuvieron un cruce verbal amistoso, riéndose de la situación.

Finalmente, una de las personas encargadas del mantenimiento de las canchas se apersonó y a partir de las indicaciones del árbitro principal arregló el problema con el rastrillo. El partido pudo seguir y Koepfer se llevó una sorpresiva derrota. Lamentablemente, el eliminado sufrió varios insultos racistas en sus redes sociales, de aquellos que piensan que perdió adrede por haber hecho algún tipo de arreglo con respecto a las apuestas.

Pero en el comienzo de la segunda manga, luego de que el alemán se llevara la primera por 6-2, el partido se interrumpió de nuevo. Monfils había ganado el primer game con su saque, pero cuando Koepfer se disponía a sacar para comenzar el segundo, se cortó la luz en el Pietrangeli Stadium del Foro Itálico. El inconveniente no duró mucho y el partido pudo continuar.