Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tenis

Techo, luces y público reducido: Los cambios más importantes de este Roland Garros

Conoce los cambios en relación a los espectadores, estadios y equipos.

Roland Garros

La etapa clasificatoria de Roland Garros comenzó en el día de ayer. El torneo, que en general se juega entre fines de mayo y mediados de junio, fue pospuesto por sus organizadores de manera unilateral debido a la pandemia de coronavirus que aún azota al mundo. Conoce los cambios más importantes que se aplicarán en esta edición del Abierto de Francia.

Pista cubierta

Desde el año 2018 habían comenzado a construir un techo retráctil para el Phillipe Chatrier, estadio central del complejo del Bois de Boulogne. La construcción ya está hecha. Esta era una deuda pendiente de Roland Garros, que ha quedado muy atrasado en cuanto a infraestructura con respecto a los otros Grand Slams, para así poder seguir jugando en caso de lluvia, algo muy habitual en la capital francesa en esta parte del año.

Luces artificiales

En cuanto a las luces artificiales, se venía hablando de su instalación hace un tiempo, pero el cambio de fecha obligó a las autoridades a acelerar los procesos. Originalmente, Roland Garros se juega entre fines de mayo y principios de junio, cuando en Francia es primavera, por lo que se puede jugar incluso hasta las 21:30 sin necesidad de luces artificiales. Como ahora la competencia comenzará a fines de septiembre, en otoño, estación del año en la cual el sol «se esconde» más temprano, las luces son necesarias.

Equipo reducido

Esta medida fue tomada por prácticamente todos los torneos desde la vuelta de tenis tras la pandemia para poder garantizar el correcto cumplimiento de los protocolos sanitarios, sobre todo la distancia social. Los jugadores solo podrán llevar dos miembros por equipo, y todos deberán quedarse en el hotel que pondrá a disposición la Federación Francesa de Tenis. No podrán alquilar casas privadas como en el US Open ni salir de las instalaciones.

Habrá público, pero menos que de costumbre

Si se lo compara con la edición anterior parece negativo, pero si pensamos que será el primer torneo con la presencia del público desde un comienzo, en el Abierto de Roma permitieron espectadores a partir de las semifinales, es una buena noticia para el Torneo. En un principio esperaban recibir 20000 personas por día, luego 11500 y finalmente serán 5000 ante el fuerte repunte de casos de coronavirus en Francia, que día a día rompe su propio récord de contagios.