Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tenis

¡No le gustó nada! El cambio de Roland Garros que generó el descontento de Dominic Thiem

El austriaco dio su opinión acerca de la modificación que aplicará el Grand Slam francés.

Dominic Thiem

Dominic Thiem se prepara para Roland Garros con una pequeña diferencia: es la primera vez que llega a una gran cita con un Grand Slam encima. El número tres del ranking ATP siente que se ganó un lugar para hacerse escuchar, sobre todo cuando pasa algo que puede afectar sus chances de conseguir un doblete histórico. El austriaco sabe que tendrá que disputarse el torneo con Rafa Nadal y no puede conceder ninguna ventaja.

Esta nueva edición del Roland Garros tendrá un cambio histórico que ya recibió muchas críticas por parte del tenis. Después de una década de utilizar pelotas Babolat, la organización del Grand Slam francés decidió cambiar por las que ofrece la marca Wilson. La diferencia más importante entre estas dos pasa por el peso que, según algunos jugadores, en ocasiones genera que la pelota pierda velocidad.

Esta también parece ser una de las preocupaciones de Dominic Thiem, que llega después de conquistar el US Open. “Las pelotas van a ser, sin dudas, la mayor diferencia. Las Babolat eran mis bolas favoritas, eran cómodas y bastante rápidas, perfectas para mi juego al igual que para el de Nadal. Las nuevas bolas son un poco más lentas”, reconoció le austriaco antes de partir a Francia.

Según Thiem, esta nueva característica de las pelotas claramente cambiaran un poco los resultados. Y cuando se trata de un Grand Slam, las pequeñas diferencias pesan muchísimo. Más si es una consecuencia que afecta directamente a tu juego, como es en el caso de Thiem, a quien siempre le fue bien en tierras francesas. En cuatro ediciones alcanzó dos semifinales y dos finales.

Además, este año tenía otra particularidad que puede ayudar mucho a Thiem. Por primera vez, el austriaco llega a una superficie que le sienta cómoda con la tranquilidad de haber ganado un Grand Slam hace dos semanas: “Esa libertad puede ser muy buena para mi tenis. Espero que pueda aprovechar que las cosas vayan de cara tras conquistar el título en Nueva York, trasladar esa confianza a París», concluyó Thiem.