Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tenis

Boris Becker ante la posibilidad de recibir 7 años de cárcel: «Soy inocente»

La leyenda del tenis enfrenta graves problemas con la justicia británica.

Boris Becker

Boris Becker se declaró en bancarrota en el año 2017 debido a que no podía pagar las multimillonarias deudas que contrajo a lo largo de los años. El extenista alemán tuvo que rematar varios de sus trofeos, pero es acusado de esconder propiedades y dinero en efectivo. «Soy inocente y voy a limpiar mi imagen», declaró el oriundo de Leimen.

El despilfarro

A lo largo de su carrera, Boris Becker ganó más de 25 millones de dólares solo por premios tenísticos, o sea sin tener en cuenta lo que embolsó por las campañas publicitarias que llevó a cabo. A pesar de estos ingresos, los malos manejos y el despilfarro de sus ingresos desembocaron en millones de dólares en deuda que lo obligaron a declararse en bancarrota en 2017.

La acusación de la Justicia británica

El Servicio de Insolvencia británico, que tiene competencia en el caso, acusa al ganador de seis Grand Slams de ocultar un piso en el lujoso barrio londinense de Chelsea, dos propiedades en Alemania y 1,3 millones de euros en efectivo. El alemán solo consiguió unos 765.000 euros con los objetos rematados y tiene más de 28 cargos en contra. El juicio fue fijado para el 21 de septiembre de 2021.

Además, Becker no entregó el trofeo de su primer triunfo en Wimbledon en 1985, cuando se convirtió en el campeón masculino más joven de la historia en el All England Club, a la temprana edad de 17 años. El exnúmero 1 del mundo también está acusado de ocultar el trofeo de Wimbledon de 1989 y sus trofeos del Abierto de Australia de 1991 y 1996.

Sus declaraciones

«Creo en el sistema legal británico y sus representantes. «No hace falta decir que seré cooperativo y correcto en todos los puntos», declaró Becker, que además se refirió a las versiones de que no puede salir del país, y dijo que solo necesita avisar a las autoridades con al menos 48 horas de antelación. «Me han dado esta condición y no hay nada que objetar», finalizó.