Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Espectáculos

Yeyo de Gregorio habló sobre lo que sucedió con su carrera tras la muerte de Romina Yan: «Una tragedia enorme»

El joven actor dio detalles delo que sucedió con las producciones de Cris Morena.

banner

Lo contó todo delante de los oyentes. Y es que luego de desempeñarse como futbolista en España, finalmente Stéfano de Gregorio, más conocido por todos como Yeyo, regresó a nuestro país para volver a su trabajo de actor. El artista que supo lucirse junto a Cris Morena, dialogó con Radio Ensamble sobre lo que sucedió con su carrera, tras la muerte de Romina Yan.

“Un momento tremendo fue en el 2010 cuando venía ahorrando, en un sistema de familia de ahorrar para poder comprar la casa de mis papás, y era como mi primer sueño de chico. Cuando llega justo el momento de que casi teníamos toda la plata para comprar la casa Cris me contrata por 5 años más, hasta el 2016”, comenzó afirmando el joven.

“En ese momento me dijo que iba a trabajar todos esos años y que iba a ganar todos esos montos. Entonces firmo y ya me quedo tranquilo y pido una hipoteca de 50 mil dólares para comprar la casa. La pido tranquilo porque sabía que tenía contrato por 5 años más y con lo que iba a ganar la podía pagar”, aseveró. Fue en ese momento cuando Yeyo contó lo que sucedió.

Tajante

Y, a los días que pido la hipoteca me dan la plata, compro la casa, firmo y estaba en el momento de más felicidad en mi vida cuando pasa una tragedia enorme que es que muere Romina Yan de la noche a la mañana. Me llamó la mano derecha de Cris para decirme que ella no iba a seguir, que no iba a hacer nada por que estaba devastada y que yo tenía dos caminos a seguir: Hacer juicio o romper los contratos y no hacer nada”, reveló.

“La verdad que después de todos los años que había trabajado con Cris Morena y todo lo que me había dado, lo primero que hice fue romper el contrato y decirle que no pasa nada. La cuestión es que yo tenía que levantar 50 mil dólares, sin trabajo de un día para el otro. Me puse a laburar con presencias, en cumples de 15, en eventos, en conducción, hice de todo. No sabía ni lo que era una hipoteca y cuanto más tardaba más aumentaba el precio. Me tenía que romper para saldar esa cuenta”, finalizó.