Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Policiales

Confirmado: liberaron a los detenidos por el violento asalto a una odontóloga

La inseguridad en Orán pega fuerte. La policía la reconoce y los vecinos hicieron un petitorio formal para tener acceso a las cámaras de video instaladas en la ciudad, pues creen que hay mucha deficiencia en la materia.

Oran

Tal como lo adelantó este medio, ayer el Juzgado de Garantías de Orán dispuso la libertad de Miguel Wilfredo Ríos Flores y Ovando Breidón Gutiérrez, quienes habían sido detenidos el 7 de diciembre pasado como sospechosos del violento asalto a una odontóloga y a su hija de 11 años.

La medida se tomó en respuesta a un contundente pedido de su abogado defensor, Julio Villalba, quien el 10 de diciembre pasado, en la audiencia de imputación llevada adelante por la fiscal penal 1 Daniel Murua, afirmó que sus clientes no tenían nada que ver con el hecho.

Este medio adelantó que el pedido de la defensa iba a tener éxito, y así sucedió, pues se presentaron pruebas que indican que Ríos Flores y Gutiérrez había arribado de Bolivia con una importante suma de dinero, la que invirtieron en la compra de materiales de la construcción, ya que el primero de ellos posee una ferretería en la localidad boliviana de Tarija.

Ambos fueron detenidos horas después del asalto en la terminal de ómnibus local, ya que la descripción que la profesional y el vecino que la ayuda, hacían referencia a un hombre alto y otro que más bajo, uno de los cuales fue herido en una pierna.

Con estos datos, los policías detuvieron a Ríos Flores y Gutiérrez, el empresario y su empleado, ya que para los investigadores la descripción dada coincidía, a lo que se sumó que uno de ellos rengueaba y al ser detenidos llevaban en su poder mucho dinero.

Con esto, los policías fritaron ¡Bingo!, pero la alegría no duró mucho, pues luego se descubrió, a partir de la presentación de la defensa, que el dinero, una suma de 600 mil pesos no coincidía con la sustraída a la odontóloga, menos de la mitad de ese monto.

Equivocación

Por otra parte, la defensa comprobó que la dificultad para caminar de Gutiérrez no se debió a ninguna herida, sino como secuela de leishmaniasis. También se pudo establecer que la mañana del 7 de diciembre, ambos extrajeron dinero de un cajero automático de Bolivia, el cual luego cambiaron por pesos argentinos y se dirigieron, por Aguas Blancas, a Orán.

Villalba, el abogado defensor la hizo corta al declarar sobre el error de la policía de Orán: “se equivocaron feo”. Y más aún la fiscalía, la que les imputó a ambos detenidos el delito de robo doblemente agravado por uso de arma en poblado y banda.

De esta manera, el violento asalto registrado en la casa de la profesional, en calle Lavalle casi España, quedó huérfano de sospechosos y sin una hipótesis firme respecto a quiénes fueron los responsables de semejante hecho, cometido a primera hora del día, cuando la víctima salía de su casa con su hijita.

Apenas piso la vereda, la odontóloga fue reducido a golpes por, al menos, cuatro sujetos, quienes la empujaron hacia el interior de la casa, donde vivió otro horror, pues los asaltantes la golpearon para que diga donde estaba el dinero.

La mujer, según algunos trascendidos, intentó resistirse, pero nada pudo hacer cuando los delincuentes pusieron a su pequeña hija en frente y comenzaron a amenazar con golpear o lastimar a la menor, maniobra que le habría permitido a los ladrones hacerse de una suma de alrededor de 200 mil pesos.

En esas circunstancias, la intervención milagrosa de un vecino, quien escuchó los gritos y acudió a la casa, activó la fuga de los delincuentes. Uno de ellos se trabó en lucha con el vecino, quien alcanzó a herirlo en una pierna, aunque no logró hacer más nada debido a que el asaltante sacó un arma de fuego le apuntó a la cabeza.

Petitorio

El asalto, que generó no sólo golpes sino un verdadero trauma para la familia, es uno más que suma a una larga lista de casos ocurrido en esa ciudad, cuyos vecinos, alarmados por los constantes hechos de inseguridad, se expresaron a través del Concejo Deliberante de Orán.

De ello, surgió un petitorio que fue confeccionado con la intención de que llegue a manos del gobernador de la provincia Gustavo Saenz. En el mismo, los vecinos pidieron el resguardo para los chicos en establecimientos educativos, control de las cámaras de seguridad, serenos en escuelas y colegios, además de mayor vigilancia en la zona de frontera.

Como primera medida, exigieron a las autoridades municipales el urgente arreglo del alumbrado público en toda la ciudad de Orán; la creación de una comisión de vecinos que tengan el control y el acceso a las grabaciones de las cámaras de vigilancia, porque son muchos los hechos de inseguridad que no son grabados por las cámaras lo que favorece a los delincuentes.

También solicitaron la implementación de mecanismos de seguridad para los jóvenes que asisten a los establecimientos educativos; un sereno para cada establecimiento, tanto durante el ciclo lectivo como en tiempo de vacaciones.

Debido a los numerosos robos de motos y el accionar de motochorros, pidieron crear un registro de todos los talleres de motos de la ciudad, que se convierten en desarmaderos de motos robadas. Por último, reclamaron por un mayor control en la zona de frontera para evitar los casos de trata de personas y el narcotráfico.

Reconocimiento

Desde la policía local, en tanto, el Segundo Jefe de la Unidad Regional N°2, Comisario Mayor Jorge Rivero afirmó que se sigue adelante con las pesquisas en busca de esclarecer el asalto ocurrido en la casa de la odontóloga, aunque por el momento no hay pistas firmes.

“Las dos personas demoradas desde el primer momento, tenían en su poder más de 600 mil pesos y desde la justicia solicitaron la detención preventiva porque no podían fijar domicilio”, señaló sobre las detenciones de Ríos Flores y Gutiérrez.

“En cuanto a los hechos de inseguridad, nos preocupa mucho todo lo que está pasando, ya que hoy el delincuente no espera la ocasión para delinquir, creo que por eso lo está haciendo de forma violenta y eso nos preocupa mucho”, sostuvo Rivero.

Atento a ello, explicó que antes del inicio del mes de diciembre se diagramó el Operativo Vidriera, para el centro o zona comercial, durante el día se recorren las calles y por las noches para hacer la identificación de personas sospechosas.

“Seguimos con el patrullaje preventivo, en el micro y macro centro, con operativo más amplio con el control de talleres de motos y en los hoteles para saber el registro de las personas que ingresan a la ciudad”, respondió Rivero sobre las medidas de seguridad reclamadas por los vecinos.