Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

¡Otra vez narcopolicías! Atraparon a tres en Orán con 19 kilos de marihuana

Orán tiene de todo. Al escándalo ocurrido en el Escuadrón 20 de Gendarmería Nacional con un millonario robo interno, ahora se suma la detención de tres efectivos que llevaban droga en el baúl de un auto. Todo mal en el norte.

Orán
Orán
banner

El jueves pasado a la medianoche, a horas de la reunión mantenida entre el ministro de Seguridad y Justicia de Salta, Abel Cornejo, con su par nacional, Aníbal Fernández, en la cual se habló de una mayor cobertura de fuerzas nacionales en el norte salteño, tres integrantes de la Policía de la Provincia fueron detenidos con droga en Orán, a escasos kilómetros de la frontera con Bolivia.

El pedido del funcionario salteño nunca fue tan acertado, pues, al parecer, la policía local parece no estar preparada para la lucha contra el narcotráfico, al menos, en la zona de frontera, donde el tráfico y otros delitos están a la orden del día.

Pero, más allá de la coincidencia entre la reunión de ambos ministros y la captura de los tres narcopolicías, lo cierto es que últimamente Orán fue foco de diversos episodios delictivos, pues la Gendarmería Nacional tampoco puede jactarse mucho, ya que hace una semana fueron blanco de críticas por el robo de más de 7 millones de pesos, nada menos que del despacho del Segundo Jefe del Escuadrón 20, de esa ciudad.

Por este hecho, casualmente, se encuentran detenidos el comandante Mariano González Craham, quien denunció el robo, y el sargento Carlos Humberto Ibáñez, quien habría sido cómplice y autor material del robo desde el seno del predio de esa fuerza, sin que hasta el momento se haya podido recuperar ni un peso de lo robado.

Este hecho, como era de esperarse, desató una ola de críticas contra esta fuerza, ya que no se trata del primer hecho delictivo cometido por sus propios miembros, escándalo que ayer pasó a segundo plano gracias a otra fuerza de seguridad, en este caso provincial.

El viraje no respondió a una noticia ejemplar de la policía salteña, sino a otro bochornoso acto de tres de sus integrantes, quienes fueron detenidos con más de 19 kilos de marihuana en el baúl de un automóvil, el cual se dirigía de la localidad fronteriza de Aguas Blancas a Orán.

Uniformados

Según lo informado, los detenidos son un suboficial principal, una cabo y una agente, todos con revista en la Comisaría 26 de Aguas Blancas. Los tres suboficiales viajaban en un automóvil Renault Logan, el cual fue detenido para un control de rutina en el Puesto 28 de Gendarmería Nacional, en la ruta 50.

El suboficial principal, quien iba uniformado, conducía el rodado. La cabo, quien sería su pareja, también vestía una chomba de la fuerza, mientras que la agente iba de civil. Los tres policías se dirigían a Orán, después de haber prestado servicio en horas de la mañana y la tarde del jueves pasado.

Al llegar al control, el policía estaba confiado en que lograría sortear la requisa, y para ello es que viajó uniformado, al igual que su pareja, quien llevaba entre sus brazos a un hijo menor de edad, mientras que la agente parecía ser una pasajera circunstancial.

Tras el saludo de camaradas, los gendarmes le pidieron la documentación del rodado y prosiguieron con la requisa, la cual no pudo ser neutralizada por el policía, quien terminó de ser delatado, cuando los gendarmes le pidieron que abra el baúl.

En su interior, hallaron visiblemente una bolsa de arpillera, en cuyo interior asomaban prendas adquiridas en el vecino país de Bolivia. La indumentaria, sin embargo, parecía no ser la única irregularidad, pues los gendarmes decidieron detener el procedimiento y dar intervención a la fiscalía federal de turno.

Cumplido este paso, los gendarmes siguieron adelante con la requisa, aunque esta vez lo hicieron con dos testigos civiles, quienes vieron que en el interior de la bolsa no había solamente ropa, sino también más de 10 paquetes con marihuana.

Tras las rejas

El hallazgo de la droga determinó la inmediata detención de los tres efectivos, quienes quedaron incomunicados y alojados en dependencias del Escuadrón 20 de Orán, donde se espera que hoy sean sometido a la formalización de la imputación penal del caso.

Desde la policía, en tanto, se confirmó que los tres policías cumplían tareas en la comisaría 26 de Aguas Blancas, de donde la agenta y la cabo se retiraron alrededor del mediodía, luego de realizar tareas en horas de la mañana, tras lo cual ingresó el suboficial principal hasta pasada las 20.

Según la hipótesis de la fiscalía, no se descarta que la cabo y la agente, tras quedar libre de sus tareas, se habrían dirigido hacia territorio boliviano, donde gestionaron la adquisición de la droga incautada, muy probablemente, con representantes de carteles de droga que operan en la frontera.

Luego, cuando el suboficial ya salió de su trabajo, el trío se volvió a juntar, esta vez ya con la droga, la que dejaron en el baúl, creído de que no habría problemas con el paso durante el camino que va de Aguas Blanca a Orán, por la ruta 50, siendo descubiertos y detenidos.