Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

Una familia de Tartagal necesita ayuda para solventar una millonaria intervención para su hijo hipoacúsico

El niño de 5 años, llamado Matías Alexis Ríos, se tiene que someter a implantes cocleares en ambos oídos.

Tartagal
Tartagal
banner

TARGATAL (Salta).- Una familia de Tartagal necesita ayuda para solventar una millonaria intervención para su hijo que padece hipoacusia. El niño de 5 años, llamado Matías Alexis Ríos, se tiene que someter a implantes cocleares en ambos oídos y requiere de 56.000 dólares estadounidenses. Se solicita la ayuda de Nación y de todo aquel que quiera colaborar con la causa.

“Desde que nací padezco hipoacusia neurosensorial bilateral aguda y necesito unos implantes cocleares en ambos oídos de 56.000.00 dólares estadounidenses. Mi familia no cuenta con ese dinero. Mi mamá Esther Alejandra Huertas es de muy escaso recurso, tengo 5 hermanos”, expresa la publicación. La familia de Tartagal no puede solventar la millonaria operación en moneda extranjera.

Luego, agrega que la madre “tiene Purpura Trombocitopénica Idiopática y Diabetes, trabaja como vendedora ambulante vendiendo empanadas y pan casero”. Finalmente, la familia deja un número de CBU para todo aquel que quiera colaborar: 0110514830051485270083, Huerta Esther Alejandra. “Desde ya agradecemos su aporte a todos. Muchas gracias, número de contacto: 3873555324”, concluye.

“Mati nos necesita, necesitamos que se viralice esta imagen. Queremos que Nación nos ayude”, insiste la familia. Asimismo, se espera el aporte de la Provincia, que por el momento no llega, aunque tiene un área de Hipoacusia con dependencia de la Subsecretaría de Medicina Social. “Me podes brindar tu ayuda, un granito suma”, refleja la imagen compartida por los padres del niño.

¿Qué es la hipoacusia neurosensorial?

La hipoacusia neurosensorial provoca una pérdida auditiva que puede deberse a dos problemas: uno afecta al oído interno y otro al nervio auditivo. En ambas ocasiones, el sonido se transmite correctamente a través del oído externo y medio. La causa común es el daño que sufren las células ciliadas o las terminaciones nerviosas de la cóclea.

Como resultado, la hipoacusia genera una reducción en la percepción de la intensidad y calidad de sonido. Además, favorece al envejecimiento, lo que afecta a las células ciliadas, aunque no siempre la edad es el único factor, como el caso del niño de Tartagal. La pérdida auditiva puede ser también congénita y detectarse desde el nacimiento, por carga hereditaria o por un desarrollo anormal durante la gestación.

En muchas ocasiones, los audífonos pueden ser la solución, solo si la afectación es leve o moderada. En hipoacusia profunda o aguda, se requiere un implante osteointegrado. El mismo se ocupa de trasladar el sonido directamente al oído interno en forma de vibraciones y sin forzar el conducto auditivo. El joven salteño busca la ayuda de la sociedad para someterse a la intervención de ambos oídos.