Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

«Quiero llegar a Izzy»: el desafío que se propone Luke Rockhold

Luego de más de dos años de inactividad, el peleador busca un importante desafío para su regreso.

Luke Rockhold
banner

ESTADOS UNIDOS.- Pese a llevar dos años inactivo en las competencias, el peleador Luke Rockhold se muestra confiado con su futuro. En su último duelo, el competidor perdió por nocaut ante Jan Blachowicz en el 2019. Pero cerca de concretar su regreso, Rockhold se planteó el difícil compromiso de vencer al campeón del peso medio, Israel Adesanya.

En diálogo con The MMA Hour, el peleador comenzó hablando sobre su regreso a los entrenamientos y el camino para volver a las competencias. «Honestamente, no sabía dónde iba a estar mi cuerpo. Me he tomado las últimas seis semanas. No he bebido ni una gota de alcohol. He estado entrenando todos los días», comentó entonces el competidor.

Luego, el peso semipesado agregó que «he estado poniendo mi cuerpo y mi mente donde tiene que estar. Me he estado metiendo en las situaciones más difíciles con los mejores luchadores, como el campamento, y asegurándome de que todavía lo tengo. Todavía lo tengo. Me siento muy bien. Por eso es que ahora estoy en esa posición en la que estoy listo para luchar. He tomado la decisión y solo necesito al oponente. Necesito a la pareja de baile».

Además, el peleador oriundo de Santa Cruz dijo que «sé que en mi mejor momento, cuando estoy allí, nadie puede vencerme. Planeo encontrar ese espacio. He dedicado todo a esto. Me he quitado este tiempo. He perdido esa hambre. Ha vuelto. Así que definitivamente lo tengo y quiero hacer una carrera, esto es todo. O voy a ir a hacerlo o voy a salir con mi maldito escudo. Esta es mi maldita última carrera en este momento y por eso no voy a dejar nada sobre la mesa».

Por eso, sobre el final, Rockhold se planteó un duro desafío. «Vuelvo para demostrar que soy un contendiente al título. Todavía puedo competir con los mejores chicos. Quiero llegar a Izzy. Eso es lo que quiero. Entonces, ¿Cuál es el maldito punto de entrar a las 205 y llamarlo una pelea de 185 libras? No hay ningún punto de m…», sentenció el luchador.