Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Espectáculos

«Dejé todo por mi bebé»: Daniela Cardone relató lo que vivió con Brenda Gandini

La modelo se hizo presente en el ciclo de espectáculos, donde se desempeñó como panelista y además, habló de su vida privada.

Daniela Cardone
Daniela Cardone
banner



Durísimo. Así fue el relato que dejó Daniela Cardone en «LAM«, el programa que conduce Ángel de Brito a través de la pantalla de América TV. Sin pelos en la lengua, la modelo hizo referencia a lo que vivió años atrás en torno a su hija Brenda Gandini, y a la mala relación que mantuvo con el padre de la actriz, Carlos Gandini, con quien la joven vivió toda su niñez en el sur.

«Es larga la historia… Él me abandonó cuando Brenda tenía tres meses. Lo que a ella le contaron, es una versión de la historia, pero estuvimos con juicios… Teté (Coustarot) sabe todo, porque cuando vine para Buenos Aires, le conté que él me había iniciado un juicio de pérdida de patria potestad, porque quería tener la tenencia. Él me abandonó y quiso separarse porque era depresivo. Yo no lo sabía. Y las personas depresivas necesitan tratamiento… Es algo de lo que aún hoy no se habla, es como un tema tabú la depresión», comenzó asegurando.

«Nos separamos formalmente cuando Brenda tenía tres años, y yo tenía que seguir trabajando… En ese momento, trabajaba en una empresa aérea en Neuquén como despachante de tráfico. Dejé todo por mi bebé. Y él en un momento me dijo: ‘No te quiero ni a vos embarazada…’ y me echó. Fue muy duro. La luché siempre. Y hay cosas que, obviamente, que Brenda las supo más de grande, porque solo había escuchado su campana. Fue muy duro, porque tenés a las dos familias que hablan y explican su versión», reveló.

Delante de los televidentes, Daniela Cardone fue por más. «Para mantener la relación con ella yo viajaba todo el tiempo a Río Negro, todos los meses a buscarla. Y Brenda le tenía pánico al avión. Fueron muchos años de ir y venir. Ya casi era azafata. Le tenía que dar un futuro a mi hija. A la primera que fui a ver cuando llegué fue a Teté, que me recomendó con Roberto Giordano. Ellos han sido como mis padrinos en el trabajo. Cuando me instalé en Buenos Aires, todos los meses iba a buscar a Brenda. Yo no quería trabajar allá, en Neuquén, porque estaba él y me hacía la vida imposible», sostuvo.

«Acá, Branda estaba mucho con mi mamá, porque yo tenía que seguir trabajando, y un fin de semana me la sacó y me hizo juicio. A nadie le sacan al bebé. Pero él tenía mucha plata y esas cosas pasan. Todos los meses tenía que hacer firmar una autorización. ¡Sabés la plata que tenía que pagar! Solo la podía traer conmigo viernes, sábado y domingo y teníamos que volver. Si no llegaba, me metían una demanda. Brenda vivía entre Cipoletti y Buenos Aires. Ella le tenía pánico al avión y muchas veces volvía solita. Viajaba con la azafata y el cartelito», acotó.

Dispuesta a contarlo todo, continuó con su relato. «Yo la seguí luchando y luchando en la Justicia, hasta que, cuando Brenda tenía 15 años, mi mamá me dijo: ‘Basta de gastar plata en abogados y en juicios. Cuando ella tenga 17 se va a venir para acá, a Buenos Aires, solita’. Y así fue. A veces, trato de olvidarme las cosas, pero el corazón te queda roto. Yo sabía que tenía que salir adelante y ser fuerte. Yo siempre fui muy independiente y renuncié a todo por Brenda», aseveró.

«Sin embargo, él… Bueno, ahora está descansando en el otro lado y no puedo seguir hablando esas cosas, pero mi hija hoy sabe muy bien quién soy. Fue muy duro, porque escuchás la campana de la otra familia que le llena la cabeza y había cosas que con Brenda no había hablado en su momento, porque no quería refrescar todo eso, pero es necesario. Cuando Brenda fue mamá empezó a entender muchas cosas. Hoy por hoy, entiende absolutamente toda mi lucha. Es que yo me casé y fui madre muy joven, quedé embarazada a los 19 años. Brenda entendió muchas cosas… Y como madre, es excelente», sentenció Cardone.