Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

Cada vez menos: el reloj corre para UFC 276

De cara al próximo evento de la promotora, las expectativas por los duelos titulares crecen sin freno.

UFC 276
banner



ESTADOS UNIDOS.- Llegará el próximo sábado dos de julio UFC 276 a las pantallas con dos peleas por títulos en su tarjeta estelar. A pesar de la noticia de la baja de Lauren Murphy contra Miesha Tate, las contiendas principales llaman la atención de los fanáticos. De esta forma, el mundo de las Artes Marciales Mixtas (MMA) estará atento a lo que suceda en el siguiente evento de la promotora.

Ya los primeros nombres de la cartelera estelar prometen interesantes espectáculos. Israel Adesanya -campeón del peso medio- buscará su quinta defensa exitosa de título ante Jared Cannonier. Por su parte, Alexander Volkanovski -líder del peso pluma- completará la tan esperada trilogía contra Max Holloway.

El peleador nacido en Lagos solo cuenta con una derrota en UFC, cuando intentó conseguir el cinturón del peso semipesado ante Jan Blachowicz. Pero su rival llega en uno de los mejores momentos de su carrera: Cannonier venció a cinco de sus últimos seis oponentes. Precisamente, su última pelea fue contra Derek Brunson en el evento en que Adesanya defendió el cinturón contra Robert Whittaker.

La única derrota de «Killa Gorilla» ocurrió contra el peleador australiano. Además, «The Last Stylebender» venció a los cinco principales contendientes de la división, con la excepción de su próximo rival, que está segundo en el ranking. El evento tendrá un momento único cuando Volkanovski busque una tercera victoria ante Holloway.

Dos defensas exitosas de título son las que lleva el australiano, invicto en UFC con 11 triunfos consecutivos. La pelea estaba pactada para el evento anterior en que «The Great» finalmente venció a The Korean Zombie. En aquella ocasión, «Blessed» debió salir de la cartelera por una lesión. Es por eso que las miradas apuntan a UFC 276, que sin dudas traerá emoción a las pantallas de los fanáticos.