Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

¿Qué sucedió? El cambio en la vida de Luke Rockhold

Tras atravesar duros momentos, el peleador reveló cómo estas situaciones cambiaron su vida.

Luke Rockhold
banner



ESTADOS UNIDOS.- La división de peso medio de UFC tiene a Luke Rockhold entres sus mejores peleadores, y el 20 de agosto chocará con Paulo Costa. Pero no es esto lo más importante en la vida del competidor. En su aparición pública más reciente, Rockhold se refirió a una situación que cambió su vida y su forma de verla.

«Sé que no es un tema popular en este momento, pero tuve un aborto y tuve una gran ruptura. Hubo mucho comprometido en intentarlo, ya sabes, tengo 37 años y quiero eso, necesito eso y luego todo se desmoronó, me dolió. Definitivamente fue un gran punto de inflexión para darme cuenta de dónde estaba mi vida y a dónde voy«, comenzó explicando el peleador en diálogo con MMA Junkie.

En esa línea Rockhold sumó que «tener un niño en camino y preparándote para eso y llevar el peso del niño y otro, pesa sobre ti, hasta donde quieras ponerte en ese lugar más adelante en la vida. Al tener que tomar esa decisión, muchas cosas simplemente no estaban bien. No había mucha verdad en ambos lados, en ninguno de los lados, y me moría».

Es así que el luchador consiguió cambiar su forma de ver la vida. «Así que hice una maldita transición y cambió mi vida para mejor. Desde entonces, he estado sobrio. Creo que el fin de semana del Super Bowl fue eso, y la semana siguiente fue sobriedad. Así que quiero lo que quiero y lo quiero todo. Eso fue todo», resumió el competidor.

Pero luego agregó que «quiero esta maldita cosa, y cada parte de mí quiere esto, y no voy a hacer nada que vaya a comprometer lo que viene ese día. Haré más que Paulo Costa, y haré más antes de ese punto, y haré más en la jaula. Y seguiré haciendo más después. No estoy diciendo sobriedad, simplemente no estoy bebiendo. Sí, estaba bebiendo un poco y me divertía demasiado».

Sobre el final, el peso medio completó acerca de la situación. «Es lo que sucede. Simplemente no ayuda. Sé que tengo 37 años y quiero centrarme en ello. Y una copa de vino conduce a otra, y es como si a mi cuerpo no le gustara. Cuando estoy entrenando, a mi cuerpo no le gusta el alcohol, así que no voy a beber alcohol», concluyó Rockhold.