Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Policiales

El Gobierno triplicó la recompensa para las personas que puedan aportar datos sobre María Cash

La joven lleva 11 años desaparecida. Ahora, anunciaron el nuevo monto de la recompensa para aquellos que puedan aportar algún dato sobre su paradero.

María Cash
banner



SALTA-. La historia de María Cash estremece a cualquiera. Han pasado 11 años desde su desaparición ocurrida el 8 de julio del 2022 y hasta el momento, no se sabe nada sobre su paradero. En las últimas horas, el Gobierno nacional anunció la triplicación de la recompensa a quienes puedan aportar datos sobre la joven. Por lo tanto, la cifra actual escaló hasta los 3 millones de pesos.

En el documento publicado en el Boletín Oficial, el Ministerio de Seguridad anunció que “se ofreció una recompensa de acuerdo a la Ley 26.538, de PESOS UN MILLON ($1.000.000), destinada a aquellas personas quienes, sin haber intervenido en el hecho, brinden datos útiles que sirvan para dar con el paradero de María Cash quien se encuentra desaparecida desde el 8 de julio de 2011”.

En otro fragmento, el documento oficial relata que “Las personas que quieran suministrar datos, deberán comunicarse telefónicamente con el Programa Nacional de Coordinación para la búsqueda de personas ordenada por la justicia de este Ministerio, al número de acceso rápido 134”. El objetivo de triplicar el monto de la recompensa es tratar de obtener alguna pista que pueda ayudar a encontrar a la joven María Cash.

María Cash, en Jujuy

La información sobre María Cash que se tiene hasta hoy es que la joven salió de su casa de Barracas el lunes 4 de julio del 2011, con destino a la provincia de Jujuy. Allí se encontraría con un tal Juan Pablo Dumón, quien le había ofrecido un proyecto para vender la ropa que diseñaba y un taller donde confeccionarla. Pero más tarde se supo que esos planes no lograron concretarse.

En el primer colectivo que abordó en Retiro, María Cash nunca llegó a Jujuy porque se bajó en San Miguel de Tucumán: y según ella misma le dijo a su amigo por teléfono, había gente en el ómnibus que no le gustaba, por lo que decidió tomar uno nuevo, pero tampoco logró llegar a destino. Se bajó en Rosario de la Frontera, un lugar al sur de Salta, y se subió a un camión que la dejó en Santiago del Estero.

Ya el 6 de julio, María Cash emprendió su tercer viaje en colectivo hacia San Salvador de Jujuy y finalmente llegó a la terminal, pero, en vez de ir a la casa de su amigo Juan Pablo, se subió a un taxi y se fue hacia la Ruta Nacional N°34, en el límite interprovincial entre Jujuy y Salta. Allí varios testigos la vieron haciendo dedo a la vera del camino. Pese a los incansables pedidos por parte de la familia Cash, la policía de Jujuy nunca demostró demasiado interés en encontrar a la joven. Nunca se investigó como a la familia le hubiera gustado.

Ese mismo día, desde Jujuy, María Cash logró hablar con su mamá y le reconoció que quería volver. Posteriormente, se supo que Cash había llegado al peaje AUNOR, ubicado en la entrada este de la capital de Salta. Las cámaras la registraron a las 23:37 cerca de las cabinas sin la valija que había llevado y solo con una mochila.

El 7 de julio ingresó al hospital San Bernardo de Salta. Pidió un turno médico y esperó en la recepción, pero, cuando la llamaron, no se presentó. La última imagen que se pudo conseguir de María Cash con vida la muestra en las inmediaciones del peaje de AUNOR.