Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

Brian Ortega confiesa cómo casi abandona el deporte

Después de su derrota ante uno de los mejores del peso pluma de UFC, el luchador reconsideró su carrera.

Brian Ortega
banner



ESTADOS UNIDOS.- Con catorce victorias y ninguna derrota, Brian Ortega consiguió una oportunidad única ante el entonces campeón Max Holloway. Lamentablemente para el peleador Los Angeles, el enfrentamiento terminó en una de las mejores actuaciones de Holloway en su carrera. En su última entrevista, Ortega confesó que estuvo a punto de abandonar el deporte entonces.

«Me pasó a mí. Literalmente me pasó a mí, quiero decir durante dos años. Y yo estaba ganando, peleaba y ganaba, y estaba como: ‘Muy bien, guay. Mi trabajo ha terminado. Déjame volver a la vida. Quiero ir a comer Jack In The Box, quiero ir a comer esto, quiero irme de vacaciones. Quiero ir a surfear, quiero ser un vago de playa'», empezó comentando el peleador en diálogo con Fight Nation.

En esa línea, Ortega agregó que «volvería a disfrutar de mi vida como la llamaba y no fue hasta que perdí que me hizo reevaluar todo. Cuando reevalué todo fue cuando dije: ‘Hombre, soy una m… Pensé que era bueno porque estaba ganando, pero luego estos chicos en la cima, son de un nivel diferente. Están haciendo otras cosas».

Entonces comentó las razones que lo llevaron a considerar abandonar las Artes Marciales Mixtas (MMA). «¿Qué están haciendo? ¿Qué me estoy perdiendo? Tengo las habilidades para ser un luchador de UFC, pero no tengo las habilidades ni la disciplina o la consistencia para estar en la cima. Y si tengo que hacer eso, tengo que cambiar muchas cosas sobre mi vida», soltó.

Uno de las principales motivos de su decisión fue la diferencia en el rústico entrenamiento que llevaba entonces «T-City». «Después de eso dije: ‘Oh, guau… la lucha libre existe. Muay Thai existe’. Sé que suena e… pero no tenía ni idea de que nada de esto existiera. Estaba entrenando en un garaje. Solo golpeaba la bolsa, hacía un par de guantes, levantaba algunas pesas, me despertaba. Hasta el título fue así, eso es lo que la gente no entiende», concluyó Ortega.