Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

No lo espera: Terrance McKinney cree que Paddy Pimblett no aceptará un duelo

Tras su llamado para un enfrentamiento, el competidor estadounidense admitió que no ve cercano un enfrentamiento.

Terrance McKinney
banner



ESTADOS UNIDOS.- Con su victoria el fin de semana pasado, Terrance McKinney volvió a la fila del triunfo y logró recuperarse de su último revés ante Drew Dober. Luego de obtener nuevamente un resultado positivo, el estadounidense se sintió confiado y llamó a Paddy Pimblett para un enfrentamiento. Sin embargo, en su última entrevista McKinney aceptó que ve difícil pactar un duelo con el británico.

A través de un diálogo con The MMA Hour, el luchador comenzó aceptando que «no es muy probable. Probablemente una vez que ambos estemos clasificados. Tiene que dar los pasos de bebé. Han visto lo que le hice a Drew Dober. Paddy, todo estaría mal, están perdiendo dinero, luego tienen que darme el dinero, lo cual es aún mejor. Pero se van a tomar su tiempo en eso«.

Sobre el desarrollo que espera en un hipotético duelo contra la estrella inglesa continuó expresándose «T. Wrecks». «Yo lo pongo a dormir y le muestro a la gente que los Scousers pueden ser noqueados. Los fanáticos se van a volver locos», comentó entonces. Luego, Terrance se refirió a la última actuación de Pimblett en UFC.

«Creo que lo hizo bien, pero el chico sabe cómo terminar una pelea. Sabe cómo ser creativo. Incluso cuando estaba deprimido, todavía se volvió loco y lo hizo. Él sabe cómo hacerlo y, como sabemos, yo sé cómo hacerlo. Así que sé que va a ser una pelea que los fanáticos nunca olvidarían», sostuvo así el peleador del peso ligero de la promotora.

Por último, el artista marcial de Spokane barajó otros posibles rivales, en caso de no poder pactar un duelo con «The Baddy». «Me encantaría luchar contra Jim Miller o Bobby Green. Sería un honor. Esos tipos son leyendas y creo que eso hace que sea una pelea emocionante», concluyó de esa forma Terrance McKinney en su última entrevista.