Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Espectáculos

Tomás Holder se emocionó al leer la carta que su madre le dejó antes de entrar a la casa de Gran Hermano

El joven se convirtió en el primer eliminado del reality más importante de la televisión.

Gran Hermano
Gran Hermano
banner



SALTA-. El domingo 23 de octubre tuvo lugar la primera gala de eliminación de Gran Hermano y Tomás Holder se convirtió en el primer eliminado. En su íntima conversación con Santiago del Moro, post eliminación, el ex participante se emocionó al leer la carta que su mamá le metió en el bolsillo del pantalón antes de entrar a la casa más famosa de la televisión.

Al principio, la carta de la mamá de Holder generó polémica en el reality. “Necesito que chequees tus bolsillos porque nos contó tu mamá que te dejó una cartita, algo afectuoso”, le dijo la voz de Gran Hermano cuando este ingresó a la casa. “Te pido que no la leas, que no la abras, que te quedes tranquilo, que no hay sanción porque no tenés nada que ver”, agregó.

Aunque Holder no pudo leer la carta en su momento, al salir de la casa de Gran Hermano esta volvió a sus manos e incluso reveló su contenido en la gala post eliminación. “Tomi, mi bebé, mi pequeño gigante y a la vez gran hombre. Hoy es un día especial para vos, el primer día en una casa abierta al mundo. Hijo jugá, divertite, sé feliz», comenzó el ex participante.

Tomas Holder reflexionó sobre su eliminación de Gran Hermano

«No cambiés tu esencia, esa persona sensible, leal, de buen corazón. Corré por tus sueños y objetivos», continuó Holder antes de señalar que la carta no hablaba de «juego, de estategia”. «Acá con tus hermanos, tu familia, te vamos a esperar felices. Te amo más allá del entendimiento, mi rey. Brillá para siempre y no dejes que nadie te apague. Te amo, mamá”, concluyó.

En cuanto a la razón por la que cree que la gente no lo eligió para continuar en Gran Hermano, Holder expresó: “Creo que la gente me sacó, más que nada, porque cuando entré a la casa sabía que corría el riesgo de que si jugaba totalmente con mi personaje, la gente mayor quizás no lo iba a entenderlo y me iba a jugar en contra. Pero no me arrepiento cómo jugué”.