Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

Los agentes que pedían dinero para aprobar exámenes de conducir seguirán presos

Además, la Secretaría de Movilidad Ciudadana, de la Municipalidad de Salta, decidió agregar más trámites al proceso que realizan los conductores, ya sea para obtener la licencia o renovar el carné de conducir.

banner



En las últimas horas se conocieron más detalles del accionar ilícito que llevaban adelante dos agentes de la Secretaría de Movilidad Ciudadana, quienes pedían sumas de 5 mil pesos, a cambio de dar por aprobado los exámenes de manejo, una maniobra que salió a luz a partir de la denuncia de un automovilista.

La fiscal Penal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos (UDEC), Ana Inés Salinas Odorisio, formalizó la imputación penal contra los dos empleados por el delito de exacciones ilegales, una acusación que prevé una escala penal de uno a cuatro años de prisión.

La figura de exacciones ilegales se encuentra previsto en el artículo 266 del Código Penal y se trata de un delito contra la Administración Pública que se concreta cuando un funcionario público con abuso de su cargo, solicita, exige o hace pagar indebidamente, por sí o por persona interpuesta, una contribución, un derecho o una dádiva, entre otros variables.

Uno de estos hombres cumplía funciones de supervisor del personal motorista y el otro es un agente examinador, aunque no se descarta la participación de una tercera persona, la que se trataría de una permisionaria que, por el momento, no fue detenida.

La intervención de la fiscalía se inició luego de que la abogada de la Secretaría de Movilidad de la Municipalidad, Claudia Benavides, trasladara a la justicia ordinaria la denuncia administrativa que realizó un vecino de la ciudad, quien aseguró que le habían ofrecido entregarle la licencia de conducir a cambio de una suma de dinero.

En sede fiscal, este vecino ratificó la denuncia y explicó que, tras reprobar el examen de manejo en el canchón municipal, una permisionaria le ofreció contactarlo con un agente de tránsito que le facilitaría la obtención del carnet.

Este escándalo no es nuevo para dicha oficina pública, pues los delitos cometidos en torno a la obtención de los carnés, pues en junio del 2020, esta misma fiscal solicitó la detención de 11 empleados de esa repartición, convencida de que tenía entre manos una asociación ilícita que, como en este caso, se dedicaba a lucrar con los trámites para obtener o renovar la licencia.

Es más, dichas detenciones permitieron al titular de esa área renovar a los principales responsable de este trámite, el que siempre se presta a esta clase de modalidad delictiva. Si bien, los cambios se realizaron, al parecer, esto no fue del todo suficientes, púes la corrupción dentro de dicho organismo, al parecer, sigue arraigada.

Comentarios

«Nosotros recibimos la denuncia el 9 de noviembre. Teníamos comentarios de algunos ciudadanos, los que no eran damnificados directos, pero sí estaban enterados de que estaban cobrando (para dar por aprobados los exámenes). En vista de ello, tomamos conocimiento oficial cuando denuncia este ciudadano diciéndonos que le habían hecho pagar 4.000 pesos para aprobar el examen práctico de conducir que se realiza en avenida Artigas», sostuvo el secretario de Movilidad Ciudadana, Gilberto Pereyra.

«Después, con una investigación del área administrativa, hemos logrado reunir elementos que hacían presumir que uno de los inspectores estaría realmente en esa actividad, así que lo desplazamos, le quitamos la función», añadió Pereyra.

Sobre el manejo interno ante estos hechos, explicó que en el ámbito del municipio primero realizan una investigación sumaria administrativa para investigar al personal, si encuentran evidencias de una falta, el sumario queda a disposición de la Procuración de la Municipalidad”.

“En este caso, en ese proceso encontraron evidencias contra uno de los dos sospechados. Por este motivo, solo el supervisor fue suspendido, mientras que el segundo acusado no fue desplazado de sus funciones, aunque indicó que, al ser también él detenido, ya pidieron informes a la Fiscalía respecto al material de prueba en su contra.

“Lo que se pudo saber es que el inspector denunciado cobraba 5.000 pesos, según el denunciante. Él ese día le entregó 4.000 porque no tenía (la suma solicitada)», contó Pereyra, quien agregó a través de las cámaras de seguridad ubicadas en la dirección de Artigas, instancias en la que «se pudo verificar que sí estaba el denunciante conforme él narraba y también el inspector que no estaba de servicio en ese lugar». Indicó que también se corroboró la coincidencia de la fecha y los horarios de los hechos denunciados, todo ocurrido el 8 de noviembre.

El funcionario indicó que ahora, por lo sucedido con los dos agentes, pusieron otros pasos para el otorgamiento de las licencias de conducir. «Es muy difícil decir que no va a ocurrir. Estamos seguros de que, ante cualquier conducta, la Secretaría va a hacer lo que tenga que hacer», manifestó.  Precisó que ahora toda persona que quiera tramitar la licencia debe pasar por la mesa de informes para ser atendida. Además, antes de ir al examen práctico se le dará un turno.

Recordó que el costo de la licencia anual es de $625. Además, solo se pagan los exámenes médicos, con profesionales particulares autorizados que cobran entre $1.700 a $2.400. Y se debe aprobar un examen de conocimiento y práctica de conducir.