Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

Conocé a los peleadores que no supieron mantener su carrera en UFC

UFC no duda en despedir a los peleadores que no cumplan las normas.

UFC
banner



La compañía UFC es conocida por ser muy estricta en cuanto al cumplimiento de sus reglas, por lo que sí algún peleador desestima alguna de ellas se ve obligada a tomar cartas en el asunto. Si bien en un comienzo la UFC se consideraba más ‘libertina’ y no controlaba a sus combatientes, hace unos años se asoció con la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) para mediar contra el dopaje de los atletas que suben al octágono.

Para que el deporte funcione de manera limpia y justa es vital que los atletas cumplan con las reglas, sin embargo hay casos que no las pudieron obedecer. Wanderlei Silva, en 2014, sufrió una suspensión de por vida en UFC y una multa al huir de USADA para evitar una prueba que lo podría haber incriminado. Posteriormente, también fue denunciado por UFC por difamación (afirmaba que en UFC las peleas eran arregladas).

El peleador BJ Penn, leyenda del peso welter, también fue despedido tras darse a conocer un video en donde se lo veía involucrado en una pelea callejera, y participar en un accidente de tránsito. Además, UFC afirmó que estaba pasando por problemas de alcoholismo, dejándolo totalmente inhabilitado para continuar peleando en la compañía.

Asimismo, también podemos mencionar a Matt Rddle y Rousimar Palhares. En cuanto al primero podemos mencionar que no fue oficialmente despedido, sino que la compañía optó por la opción de no brindarle más peleas, por lo que el peleador tuvo que tomar la decisión de irse. Rddle poseía una severa adicción hacia las drogas, lo cual provocó que le anularan varias peleas ya ganadas.

En el caso de Rousimar Palhares la compañía UFC dirigida por Dana White no titubeo al tomar la decisión de despedirlo. El peleador contaba con la manía de retener a sus contrincantes más tiempo del necesario cuando les aplicaba sumisiones, por lo que quedó marcado como un peleador ‘sucio’ por sus compañeros y seguidores.