Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

El complicado momento que atraviesa Dana White

La enfermedad del Covid-19 llegó al presidente de UFC.

Dana White

Luego de la celebración del día de Acción de Gracias en Estados Unidos, Dana White, el director de UFC, reveló que en aquella noche él y toda su familia se contagiaron de Covid-19 y actualmente están atravesando la enfermedad. Además, el empresario contó en su última entrevista los métodos con los que intenta sobrellevar la enfermedad que lo tiene afectado.

La pandemia causó estragos en todas las líneas de la franquicia; desde múltiples peleas suspendidas -difícil de olvidar el caso de Leon Edwards y Khamzat Chimaev- hasta graves cuadros clínicos de expeleadores, actualmente el afectado es Dana White, el presidente de UFC. Sobre la situación se expresó White en The Jim Rome Podcast y detalló lo sucedido. 

“Acabamos de ir a mi casa en Maine y para el Día de Acción de Gracias es tradición que vayamos allí, y alguien lo tuvo, y regresamos, y todos obtuvimos resultados positivos para COVID. Literalmente, toda la familia y mi familia también en Maine”, explicó White sobre el modo en el que el virus apareció dentro de su casa, en los días posteriores a la celebración.

En esa misma línea, White prosiguió relatando la forma en que se dio cuenta de que los síntomas aparecieron en su cuerpo. “Regresamos el sábado. El domingo, me sumergí en agua fría y al vapor todo el días. Así que salí de la inmersión fría y del vapor, rocié el eucalipto y dije, ‘¿Qué diablos?’ No pude oler nada. Así que abrí la botella y comencé a oler la botella de eucalipto, no podía oler y dije: ‘Sé lo que esto significa’. Literalmente salí del vapor, tomé mi teléfono y llamé a Joe Rogan”, comentó el empresario.

Y luego explicó la rutina que sigue, aconsejado por Joe Rogan -el comentarista que atravesó la enfermedad en otra ocasión- para recuperarse. “Dijo que obtenga anticuerpos monoclonales lo antes posible, así que lo hice. Al mediodía, tenía los anticuerpos monoclonales en mí. Luego me dijo que hiciera un goteo NAD. Hice eso justo después. Al día siguiente, el domingo a las 8 de la noche no tenía sabor ni olor. Me levanté el martes preparándome para afeitarme y al limpiar mi maquinilla de afeitar podía oler el alcohol. Mi gusto y olor volvieron al día siguiente a las 11 en punto. Luego tomé una dosis de ivermectina. Luego, ayer hice un goteo de vitaminas y hoy estoy haciendo otro goteo de NAD”, contó el director de la franquicia.