Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

¡Impresionante! Jake Paul noqueó sin problemas a Woodley

El youtuber se impuso en su duelo de exhibición y dejó un claro mensaje.

Luego de las semanas de revuelo tras conocerse el reemplazo de Tommy Fury debido a su lesión, Tyron Woodley no pudo demostrar la experiencia que en algún momento lo hizo consagrarse como campeón de UFC y lo llevó a defender el título en repetidas ocasiones, y Jake Paul lo noqueó sin problemas, terminando así con la rivalidad que ambos mantenían.

Las palabras cesaron, y cuando los puños se encargaron de hablar, Paul demostró ser mejor boxeador que su rival. Tras las distintas polémicas a partir de la incansable búsqueda de una revancha por parte de Woodley, cuando las campanas sonaron dando inicio al combate, el excampeón no supo como resolver el enfrentamiento con su oponente, que pese a su poca experiencia como peleador, demostró su superioridad sin complicaciones.

Las críticas hacia el boxeo de Paul fueron interminables durante los últimos meses, e incluso Nate Diaz se burló públicamente de los comentarios que elogiaban las capacidades del youtuber. Quizá tenga cierta razón el oriundo de Stockton en no darle importancia a los comentarios positivos sobre las habilidades de Jake Paul, pero lo cierto es que las victorias empiezan a hilarse en su récord.

Es un hecho que el punto fuerte del youtuber está en la cantidad de dinero que generan sus combates, y es por este motivo que los peleadores retirados aceptan medirse con él, pero no son muchos los que llegan a sufrir de la manera en que le tocó a Woodley. Así, en un duelo poco interesante en lo que respecta al boxeo, el excampeón no supo cómo defenderse de los buenos golpes de su rival.

La pelea se mantuvo en la media distancia por un acuerdo implícito entre ambos luchadores al momento de subirse al ring, pero en determinado momento las cosas cambiaron para darle a esta historia un final totalmente distinto al de aquella ocasión en agosto. Y llegó: un derechazo de Paul mandó a dormir a Woodley, dejándolo sin la victoria con una humillación que difícilmente olvidará.