Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

Ricky Simon y un nocaut clasificatorio

El peleador se impuso ante su rival en un duelo apasionante.

Ricky Simon
banner



En el evento del cierre de año de UFC, las emociones estuvieron presentes en cada combate, y Ricky Simon aprovechó el impulso para conseguir una inolvidable victoria frente a Raphael Assuncao en el segundo round del encuentro por la vía del nocaut. Tras su espléndida actuación, el luchador probablemente despertará esta semana con un pie dentro del ranking de la división.

El brasilero Assuncao debía ganar si su objetivo estaba en mantenerse dentro del ranking, ya que su última derrota frente al excampeón Cody Garbrandt puso en peligro su permanencia tras una mala racha, pero los fuertes golpes de Simon no permitieron que el luchador clasificado cumpla con su meta. Así, es probable que los papeles se inviertan y sea el oriundo de Pendleton quien ingrese en la clasificación.

Desde el inicio del combate, la potencia de los puños de Simon tomaron un papel clave, y una serie de golpes aturdieron por unos instantes a su oponente. Ese asalto continuó con el dominio del competidor estadounidense, primero en la media distancia, para luego desenvolverse en el suelo y establecer así una buena lucha que apaciguó por unos segundos el clima tenso del encuentro.

Y en el segundo asalto llegaría la desgracia para el número doce de la clasificación: tras una importante serie de golpes conectados por parte de Simon, el momento definitivo de la noche ocurrió después de que un derechazo aterrizara en la cabeza de Assuncao. El brasilero cayó y quedó sentado en el suelo sin poder defenderse ante los puños de su oponente, quien continuó asestando golpes hasta que el árbitro frenó el combate.

Con este triunfo, Simon acumula cuatro victorias consecutivas, cerrando el año con un positivo récord de 3-0 que le vale para ganarse su lugar en el ranking de la división. Por su parte, Assuncao se encuentra en la cuerda floja y las derrotas empiezan a formar un hábito que tendrá que eliminar para, ya no mantenerse en la clasificación, sino defender su lugar en la franquicia.