Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

Sesión eterna y polémica: concejales de Salta demoraron el «impuestazo» de Bettina Romero

Los concejales de Salta estuvieron más de tres horas en cuarto intermedio y pausaron el polémico proyecto de la intendenta Bettina Romero.

Bettina Romero
Concejales de Salta y Bettina Romero
banner



El Concejo Deliberante de Salta se preparaba este jueves a tener la última sesión ordinaria del 2021 pero la propuesta de modificar el Código Tributario desató fuertes polémicas y cruces dentro del recinto. La desorganización y falta de consenso entre los ediles generó que en el medio tengan un cuarto intermedio que superó las tres horas para finalmente postergar todo para el lunes. El cuestionado Presupuesto 2022 de la intendenta Bettina Romero deberá esperar para ser puesto a votación.

Los concejales salteños mostraron su falta de acuerdo por el nuevo Código Tributario e incluyeron acusaciones entre ellos. Reclamos de «falta de respeto» y respuestas sobre el «trabajo de la política». El primer punto que debían discutir era la modificación y todo el debate se quedó en ese punto de la lista de temas. Tanto el Presupuesto General del Ejercicio 2022 y de la Tributaria Anual 2022 no llegaron a tratarse luego de horas de espera y deliberaciones sin éxito.

El primero que mostró su disconformidad fue el concejal José García, del bloque oficialista Todos Unidos por Salta, quien pidió a sus pares poner el cuerpo en comisión para poder dar dictamen a la iniciativa. Luego, el edil Alberto Salim, de la UCR, mostró su postura opositora a toda gestión de Bettina Romero y describió que era «imposible aprobar» el proyecto de Código Tributario. Según planteó el radical, cada artículo modificaba totalmente los ingresos de quién debía pagarlo.

Durante su intervención, el concejal de Salta le recriminó al Poder Ejecutivo comunal comandado por Bettina Romero que «en ningún momento» convocó a los legisladores para aprobar las modificaciones que proponene. «No podemos en una semana hacer el tratamiento profundo», agregó el «Turco» Salim y mencionó que deben estudiar los más de 100 artículos porque «tienen una importancia para el vecino».

Además, Laura Jorge, la otra dirigente de la Unión Cívica Radical, detalló sobre la idea del romerismo sobre el «impuestazo»: “La quieren llevar a una 47% más, y de acá a tres meses 4% más. No consideramos que sea oportuno. Nuestra idea era llevar como máximo a un 33%, que es lo que se espera de inflación para el año que viene. En caso de que si es más, se podría ir viendo, y aumentando a medida, pero no ya, de repente, llevarlo a un 51%”.

«tiene que dejar de costarle tanto al bolsillo a los mismos siempre»

Del mismo modo, José García hizo especial énfasis en la Unidad Tributaria y este posible incremento de alrededor del 51% que tendría para el próximo año. “Cuando ingresamos tuvimos una tributaria sin presupuesto. Nos hemos tomado muy en serio el hecho de trabajar y así a la liviana mandarme a aprobar una Unidad Tributaria”, resaltó y aclaró sobre el Presupuesto: «No voy a apoyar así nomás».

«Siento que de verdad tiene que dejar de costarle tanto al bolsillo a los mismos siempre. Tienen que aparecer nuevos tributos, eso le va a hacer bien a la ciudad. Hay que poner el foco sobre los que más tienen y menos tributan. Realmente, no va a ser un sí fácil”, manifestó el concejal.

Por su parte, el dirigente del PRO, José Gauffín planteó que Presupuesto municipal debe ajustarse. “Vamos a tener un año difícil desde el punto de vista económico y creo que tiene que ser un presupuesto ajustado», confesó su postura. Sin embargo debió aclarar la palabra que no le gusta a nadie: «No digo ajustar el sueldo de los empleados del Concejo Deliberante ni de la Municipalidad, creo que hay que optimizar todo el gasto. Que todos los pesos que aportan los vecinos vayan a contención social, que hace la Municipalidad, y a obra pública”.

“Es el momento más antipático que nos toca como Concejo Deliberante. Se dice de aumento, pero en realidad es la actualización de la unidad tributaria», defendió la iniciativa de Bettina Romero. Finalmente, Gauffin agregó: «Parte de nuestros ingresos son la unidad tributaria y parte es la actualización de una tasa que se hace todos los años, pero no es un aumento». «Hay que hacerlo con prudencia, nunca más arriba del salario de los trabajadores”, volvió a aclarar.

La espera ante la falta de acuerdo y la postergación

La insólita sesión también se graficó con la revelación de José García que dijo que no tuvieron ningún anuncio de que el expediente iba a ingresar para su tratamiento al Concejo Deliberante. En este momento solicitó el cuarto intermedio para continuar con la discusión. «Fue muy de sorpresa, de repente, y ustedes saben que es un acontecimiento no menor modificar un Código Tributario», argumentó en su pedido y reclamó que es poco el tiempo que se le dio para el tratamiento.

En esta misma línea, el concejal recriminó que hubo sectores que no fueron consultados y que, por esta razón, es una decisión arbitraria. A la falta de acuerdo se sumó el fastidio luego de las insólitas tres de cuarto intermedio que desató los cruces polémicos entre concejales. Los ediles retornaron a sus bancas y José García pidió que se vote por su continuación hasta el lunes 27, a las 9:30. Esta moción fue aprobada, salvo por los votos negativos de Paula Benavidesy María Emilia Orozco.

De esta manera, antes de la votación, Paula Benavides describió como «falta de respeto» las largas horas que estuvieron esperando que el bloque mayoritario, conducido por García, decidiera dar quórum o no a la sesión. El titular del bloque Todos Unidos por Salta se quiso defender de la crítica y argumentó que se trataba de política. «Hablar de falta de respeto me parece inadecuado», le respondió y aseguró que «se está trabajando con responsabilidad».

«Pretendes reventarnos»

Sobre el Presupuesto municipal para el 2022, como bien detalla Salta 4400, implicaría un aumento del 40% con respecto al del 2021, que había sido de 10.238 millones de pesos. De esta partida, el 42% estará destinado al pago del salario de los trabajadores municipales, para obras públicas se le destinará el 14,7% de los recursos, lo que implica un monto estimado de 2.100 millones. En tanto, para el servicio de recolección y disposición final de residuos y desmalezados se desembolsará el 5,2% y Desarrollo Humano va a contar con un soporte del 4,5%.

Finalmente, la intendenta Bettina Romero aseguró desde sus redes sociales: «Enviamos el presupuesto 2022 + una (error de la jefa comunal) proyecto para eliminar 11 tributos municipales». Sin embargo no aclaró que los impuestos que quedan llegarán a las nubes de Salta. «Estamos haciendo los trámites en nuestra ciudad + simples, con menos burocracia y menos tasas a favor de los salteños», describió en Twitter. Como es habitual en la red social del pajarito, una usuaria rápidamente le reclamó: «Pero pretendes reventarnos con un 47%de aumento en los tributos de tasas de inmuebles y automóviles!».