Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Policiales

Asesinato en La Caldera: surgen cuestionamientos a la investigación por otros presuntos implicados

A días de la detención de Tayro Shiroky Tsuboi Zayas, el joven apuntado como el asesino de Beatriz González en La Caldera, un hermano de la víctima puso en dudas que sea el único homicida y criticó la tarea investigativa de la fiscalía.

La Caldera
Cuerpo de Investigaciones Fiscales

El fuerte cerco de hermetismo ejercido en torno al caso terminó de romperse ayer, cuando familiares de Beatriz González, la mujer de 40 años asesinada en La Caldera, salieron al cruce de algunas versiones que se dieron a conocer del hecho y cuestionaron el trabajo de los investigadores.

Beatriz González apareció asesinada el miércoles pasado, cuando un vecino salió a caminar por la ruta 9, y a pocos metros del acceso al dique Campo Alegre, se dio con el cuerpo mutilado y masacrado a golpes de la mujer, apenas a unos 5 metros de la banquina.

El crimen, más allá de convertirse en el decimocuarto femicidio, horrorizó a Salta. La víctima presentaba numerosas heridas de cuchillo, golpes de todo tipo y lo que más llamó la atención fue que el foco central de la violencia fue en el rostro de Beatriz González, tanto que los familiares la reconocieron por la ropa que vestía y unos tatuajes que tenía en uno de sus brazos.

El caso pudo nuevamente en apuros a la policía local, la fiscalía y el Cuerpo de Investigaciones Fiscales, los que salieron en busca del asesino. Los esfuerzos dieron sus frutos poco después de 24 horas, pues detuvieron en una casa del barrio Universitario a Tayro Zayas como el principal y único responsable del asesinato.

La detención calmó los reclamos y el hermetismo ejercido al caso, de alguna manera, le dio a la fiscalía cierto margen de triunfo. Esto, sin embargo, no duro mucho, pues comenzaron a filtrarse datos y fotos del acusado, lo cual despertó numerosas especulaciones en las redes sociales.

La principal hipótesis del caso está centrada en un vínculo amoroso preexistente entre Beatriz González y Tayro Zayas, algo que llamó la atención por la diferencia de edad de ambos, pues ella le lleva 13 años de diferencia a su asesino, a quien conoció cuando cursaba la carrera de Higiene y Seguridad en un terciario local.

Esa relación amorosa, al parecer, se rompió unos días antes del asesinato, lo cual no fue aceptado por Zayas, quien la volvió a citar el 21 de diciembre pasado para intentar recomponer la relación, lo cual no resultó debido a la fuerte decisión de González de no seguir con el noviazgo.

En respuesta, Zayas mató a golpes y cuchilladas a la mujer, hecho que ya había decidido de antemano, pues planificó el homicidio en un lugar alejado y llevó al encuentro un arma blanca, pues no concebía un no como respuesta.

Más cómplices

Este escenario, sin embargo, fue duramente cuestionado por un hermano de la víctima, quien, si bien reconoció la relación amorosa de ambos, rechazó que Tayro Zayas sea el único responsable de la muerte de Beatriz, hecho del cual, aseguró, deben haber participado otras personas.

“Ella hace mucho tiempo salía con ese joven, pero en los últimos tiempos ya no. De aquí ella salió bien y no entiendo por qué ese joven la llevó a ese lugar, donde la asesinaron. Yo creo que hay más personas involucradas”, dijo su hermano.

Asimismo, y para darle validez a sus dichos, mostró un mensaje que recibió respecto al asesinato de González. “Me escribieron, por ejemplo: ‘investigaron a Tayro Sayaz, pero no a un tal Aarón y dio otro nombre más”, agregó.

Por otra parte, cuestionó que los peritos no hayan revisado bien la escena del crimen, ya que de noche habría tenido otra perspectiva del crimen, como, por ejemplo, la luz de una casa ubicada a pocos metros, lo que lo llevó a preguntarse por qué nadie salió a ayudar a su hermana, dado los gritos que debió proferir por las graves lesiones sufridas.

Con estas conjeturas, no se descartó la hipótesis de que González haya sido asesinada en otro lugar y que luego se arrojó su cadáver en la ruta 9, lo cual, de ser cierto, seguramente implicaría la posible participación de otros implicados, tal como lo afirmó el hermano de la víctima.