Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

Dana White y Joe Rogan entran a la lista de las personas más poderosas del entretenimiento

Sus acciones en la pandemia suscitaron el ingreso.

Dana White
banner



El director de UFC, Dana White, constantemente es noticia en los sitios deportivos por sus repetidas polémicas con luchadores de su promotora, pero esta vez, es distinta la noticia que acompaña su nombre. Junto al periodista Joe Rogan, el empresario ingresó en la lista de las 500 personas más poderosas del mundo del entretenimiento.

La lista anual publicada en la revista Variety alega que el director de la promotora influyó de forma sorprendente para que UFC pueda seguir en pie en tiempos de pandemia. La postura de White, desde sus inicios, fue clara al respecto del Covid-19, y aún su influencia llegó más allá en términos de vacunación, con lo que el empresario fue contundente.

«White declaró que el Ultimate Fighting Championship nunca requeriría que sus luchadores fueran vacunados, continuando su enfoque controvertidamente contrario a la seguridad del coronavirus«, comienza la explicación publicada en la revista. Luego, la revista agrega que «bajo el contrato de UFC con ESPN, la liga estaba obligada a organizar 42 peleas en 2020, y White hizo todo lo posible para entregar, poniendo UFC 249 en Florida en mayo y celebrando una serie de peleas en las instalaciones de producción de La liga en Las Vegas, todas sin público, antes de trasladar la acción a Yas Island de Abu Dhabi, donde a varios miles de fanáticos pudieron ver los partidos en persona».

El texto continúa informando que «a partir de la primavera de 2021, White comenzó a celebrar eventos de UFC a gran escala en los Estados Unidos, sin necesidad de máscaras ni distanciamiento social«. Por el lado de Joe Rogan, la información que se ofrece dicta que «a raíz de firmar un acuerdo de Spotify de 100 millones de dólares en 2020, Rogan y su podcast ‘The Joe Rogan Experience’ se convirtieron en un objetivo favorito de los críticos por sus ataques a la cultura ‘despertada’ y los pasaportes de vacunas, y sus controvertidos invitados, incluido el presentador de radio amante de la conspiración Alex Jones».

Para concluir aquella idea, el texto dice que «inspiró protestas internas de los empleados de Spotify, quienes alegaron que el podcast era transfóbico. Para colmo, encendió una nueva tormenta de fuego en septiembre cuando admitió que había contraído COVID-19 y lo estaba tratando con ivermectina, un medicamento destinado a las infecciones parasitarias, no a los virus. Y nada de eso pareció dañar la popularidad de su programa«.