Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Policiales

Un mes y aún sin pistas del millonario robo en una joyería céntrica en Salta 

Pese a estar enclavada en un sector de Salta rodeado de cámaras de video, tanto de la policía como privadas, el saqueo, que dejó a la dueña del local casi en la banca rota, permanece en el absoluto misterio.

Salta
Robo en una joyería de Salta.
banner



El sábado 8 de enero pasado, un osado robo sorprendió a los comerciantes de una conocida galería céntrica. Ese día no fue como cualquier otro, al menos, para Carla Iturbe Chagra, dueña de una joyería en Salta que fue blanco de un millonario robo. Los ladrones, presumiblemente dos, habían irrumpido en la madrugada en la galería Continental. Tras forzar la cortina metálica de calle Balcarce, los delincuentes fueron directo al local de Chagra, ubicado a pocos meros e ese acceso.

Forzar la puerta de la joyería tampoco fue un problema para los ladrones, quienes se cargaron más de 6 millones de pesos en joyas. Luego se marcharon y de su paso, sólo quedaron rastros de la violencia ejercida en el acceso principal y en el local. Hoy, a un mes de este hecho, no se sabe más nada. La policía no tiene idea de lo sucedido, aunque disimula muy bien y asegura que están a full con el caso, sin embargo, fuentes de la División Robo y Hurtos revelaron que no hay pistas del saqueo.

Sus superiores, en tanto, optan por señalar que las pesquisas en torno a este robo no cesaron y no descartan tener novedades muy pronto, sin embargo, la dueña de la joyería los desmiente, pues del diálogo que mantiene con los investigadores, surge que no hay indicios firmes de los ladrones. El principal reclamo, tanto de Chagra como los otros comerciantes, gira en torno a la cantidad de cámaras de video seguridad que están sembradas en ambos accesos de la galería y en los alrededores, las que, en este caso, no develaron nada.

Tampoco de las cámaras de video de los comercios de la zona, la policía pudo extraer pistas del robo. Sólo se especular con un automóvil que pasó por calle Balcarce, el cual, según los investigadores, habría sido utilizado para la fuga de los ladrones.

Para los policías, el robo no fue al azar sino el blanco estaba premeditado, al parecer, porque sabían el botín que podían llevarse. De ser así, tiene que haber existido una logística previa, en la cual no se descarta la participación de alguna persona ligada al entorno de la denunciante.

También llamó la atención, y fue motivo de quejas, la falta de patrullaje en esa zona, pues la policía se limita a garantizar la presencia de uniformados en ambas peatonales y los comercios ubicados alrededor de la plaza 9 de Julio.

Inseguridad interna

El robo, insólitamente, disparó un conflicto interno entre la Administración de la Galería, la dueña de la joyería y otros comerciantes, quienes descubrieron con este saqueo que dentro de la galería no hay sistema de cámaras de seguridad, pues lo primero que los policías pidieron a la dueña del edificio es ver esas imágenes.

La respuesta fue que las cámaras no grababan nada y sólo estaban colocadas a modo intimidatorio, al similar a “Tenga cuidado con el perro”. Cuando Chagra se enteró de esto, como así también otros locatarios, pusieron el grito en el cielo.
La bronca no fue solo por la infantil treta de la dueña de la galería, sino también por el elevado costo que les cobra en materia de expensa y seguridad, cuando lo que menos había era un plan mínimo de vigilancia. Incluso no descartan que este dato haya animado a los ladrones a irrumpir dentro de la galería.

Carla Iturbe Chagra, dueña de una joyería en Salta que fue blanco de un millonario robo

También llamó la atención que la madrugada en que ocurrió el robo, la dueña de la galería estaba en su departamento, en el primer piso, pero aseguró no haber escuchado nada, cuando el local saqueado se encuentra ubicado debajo de su inmueble.

Por otra parte, la policía no se explica cómo aparecieron unas piezas de la joyería en la cortina metálica, como así también un guante de látex blanco, el que quedó allí como si habría sido dejado a propósito como una escena armada. En respuesta, según lo informado por la misma dueña del local saqueado, desde la administración del edificio se desligaron de cualquier responsabilidad por el robo, para finalmente invitarla a marcharse de la galería.

Recompensa

Ante la ausencia de respuestas concretas respecto al rumbo de la investigación, Chagra decidió ocuparse del caso y ofreció una recompensa de 200 mil pesos a cambio de cualquier información que permita llegar a los ladrones de su local.

Otra de las quejas que la dueña dejó flotando tiene que ver con las cámaras, pues cuando la policía le dijo que no pudieron obtener ninguna pista del registro de imágenes, la comerciante recordó que días antes del robo se produjo un crimen a metros de la galería, aunque en ese caso si hubo filmaciones certeras que permitieron resolver el caso.

Chagra, a esta altura, ya no descarta nada, incluso que algunos policías estén implicados en el millonario robo, una conjetura nada descabellada, pues años atrás se registró otro saqueo importante en otra galería, hecho que contó con la complicidad de la policía.

“El jefe de la Brigada ya no me contestó los mensajes, no me responden las llamadas, llevo más de 10 días sin saber nada y absolutamente no hay nada”, sostuvo la comerciante. “Ya nada me llama la atención, uno llega a pensar que hasta la Policía está prendida, ¡hablamos de la calle Balcarce!; los que viven en el primer piso ¿no escucharon que reventaron dos puertas?”.