Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

Otra caída: el argentino Marcelo Rojo no consigue levantar cabeza en UFC

El peleador fue sometido por su rival en el evento de ayer a la noche.

Marcelo Rojo
banner



En algunas ocasiones, la estrategia es lo más importante en los enfrentamientos de UFC, y en la pelea de anoche entre Marcelo Rojo y Kyler Phllips fue un factor clave para la victoria del estadounidense. Luego de una gran actuación durante dos asaltos, Phillips logró someter al argentino en el tercero para llevarse su cuarta victoria en la promotora.

A veces las situaciones no se dan como lo esperamos, y esto le sucedió a Rojo en la noche de ayer. Su rival supo cómo dominar el encuentro de principio a fin con una gran estrategia para la lucha en el suelo, lo que llevó al argentino a perderse en el octágono. Finalmente, una sumisión fue lo que dictaminó la victoria del estadounidense.

Con un inicio de combate bastante encendido, Rojo empezó mostrando su gran habilidad para el boxeo de pie, pero rápidamente su rival encontró la clave para derribarlo en algunas ocasiones. Pese a la explosividad del argentino, su oponente consiguió llevarlo a la lona en reiteradas oportunidades, y cerca del final del primer asalto, una patada en sus pantorrillas debilitó la pierna de «Pitbull». Esto facilitó la tarea posterior para el oriundo de Torrance.

No importó la tenacidad de Rojo para insistir con los golpes de pie, ya que Phillips superó al argentino con su juego de lucha, derribándolo nuevamente en el inicio del tercer round. Entonces fue cuando el estadounidense consiguió someterlo antes de terminar el tercer asalto para conseguir así su cuarta victoria en cinco duelos dentro de UFC.

«The Matrix» solo perdió ante el reconocido Raulian Paiva en julio del año pasado, y a sus 26 años, con un récord profesional de nueve victorias y solo dos derrotas comienza a tener una buena posición en la división gallo. Por el otro lado, el cordobés llegó a su segunda derrota por finalización en la promotora y aún no consigue levantar cabeza.