Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

Por la marihuana en La Caldera, Grabois le apuntó a Morales y el intendente Sumbay le tiró un centro a Saenz

Mientras la justicia federal suma más detenidos al caso, el arco político comienza a “mover” el tema, el cual encierra un negocio que podría dejar muchos dividendos en Salta. Encima, en Metán descubrieron otras 43 plantas cultivadas en dos casas.

La Caldera
La Caldera
banner



A poco más de una semana del allanamiento de la mayor plantación de marihuana en todo el país, aquí en el departamento de La Caldera, a poco más de una hora de viaje por la ruta 9 hacia Jujuy, el caso, de trascendencia nacional, comenzó a demostrar que no está agotado.

Y es que, por un lado, la Unidad Fiscal Salta, dirigida por el fiscal general Eduardo Villalba, avanzó el viernes pasado con la detención de otro dos implicados, mientras a la par el dirigente social Juan Grabois salió a sacarle provecho al caso con declaraciones que apuntaron directamente contra el gobernador jujeño, Gerardo Morales.

Pero esto no fue todo, pues también se sumó al murmullo el intendente de La Caldera, Diego Sumbay, quien demostró que conoce su municipio y reveló que toda la cosecha de la finca allanada salía hacia Jujuy, para luego pronunciarse a favor del negocio del cultivo de cannabis medicinal, centró que le tiró al gobernador Gustavo Saenz, a quien apuntan por lo bajo por haberse dejado “birlar” este emprendimiento por su par jujeño.

Hay muchos, en tanto, que consideran que esa posibilidad aún está latente y que sólo bastaría darle otro empujoncito al mandatario provincial para que incluya este tema en su agenda, pues si se trata de clima, suelo apropiado y otras condiciones, Salta las tiene y en mayor medida que los vecinos de más al norte.

A todo esto, algunos asesores no descartan que, tanto el gobernador salteño como otros de la región, se vean en el futuro obligados a abordar el tema, si es que en el Congreso de la Nación avanza alguno de los proyectos del kirchnerismo, sector que ya se pronunció a favor de despenalizar el consumo de estupefacientes.

Por todos lados

En la provincia, a todo esto, la marihuana no deja de crecer. Este martes, la policía local informó otro procedimiento en el que se encontraron 43 plantas, también en su altura de esplendor, en dos casas de barrio de la ciudad de Metán, en el sur, lo que prueba las bondades del suelo salteño.

Claro que este número no es nada con las más de 10.000 plantas y plantines que fueron hallados en la finca Chalchanios, casi en el límite con Jujuy. En el lugar, de unas 18 hectáreas, los acusados habían montado todo lo necesario para obtener una importante cosecha.

Desde herramientas de jardinería hasta dos generadores eléctricos, pantallas de calor para usar en horas nocturnas, picadoras, prensas y otros elementos para la cosecha, fraccionamiento y compactación de la droga, la cual salía en “ladrillos”, semillas y cogollos.

La finca pertenece a dos hermanos Berruezo, aunque el hijo de uno de ellos, Juan Andrés, estaba a cargo. Junto a Jonatán Garzón, su cuidado y otros dos empleados, habían logrado poner en marcha una planta productora nada envidiable para los carteles de Paraguay y del sur de Bolivia.

Por el caso, la fiscalía sigue con las pesquisas y no descarta dar con otros implicados, pues aún se desconoce los involucrados en la comercialización y distribución de la droga, la que tenía como eje central la localidad jujeña de Monterrico.

“Narcoestado”

Atento a toda oportunidad para no pasar desapercibido, Grabois, abogado, fundador y referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), politizó el caso, endilgándoselo al gobernador Morales, referente de Juntos por el Cambio.

Grabois, en realidad, tomó los rumores que surgieron en esa provincia respecto a que el “Morsa” Berruezo, el finquero jujeño detenido por los delitos de siembra y cultivo, estaría vinculado políticamente con Morales, un dato que le sirvió al dirigente para generar polémica.

“Tan locos no estábamos cuando dijimos que Jujuy estaba convirtiéndose en un narcoestado bajo la pantalla del latifundio cannábico de Gerardo Morales e hijo, en sociedad con falsos peronistas y progresistas que por pactos de poder traicionaron a Milagro y olvidaron convicciones”, sostuvo mediante un tweet.

En su intromisión, el dirigente no solo apuntó contra el mandatario jujeño sino también contra la oposición en la provincia. Cabe recordar que, ya en septiembre de 2021, Grabois había cuestionado la relación entre el gobierno nacional y Morales.

“Prefieren hacer negocios con la marihuana y el litio, pero los presos políticos venimos postergados hace tiempo”, lanzó y agregó: “Son muy flexibles con la oposición y con los nuestros son más duros” e insistió en que el Poder Judicial está corrompido en la provincia y calificó la gestión de Morales como una “narcodictadura”. “Es una provincia del narco, con en este chamuyo del cannabis quieren convertir a la provincia del Estado en un estado narco”, afirmó.

Por su parte, el intendente Sumbay, se mostró sorprendido y aclaró que la finca de Berruezo, si bien no tributa en el municipio, pero sí suele registrar actividad económica en ambas provincias. En ese sentido, dijo tener conocimiento de que “lo que cosechaban los dueños del lugar salía para el lado jujeño”.

Berruezo, según lo trascendido, es tabacalero y con esta actividad se encuentra registrada la familia en Jujuy desde el año 2013 en AFIP. Sumbay, quien ya se había expresado a favor de la producción de cannabis, sostuvo que es el Estado quien debe regular lo que se encontró dentro de la finca y manifestó estar de acuerdo con que se lo utilice en el ambiente de la medicina.