Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

Ideas y vueltas en Seguridad: Abel Cornejo renunció a la mañana y al mediodía dijo que seguía

Por otra parte, el juez de Corte, Horacio Aguilar, también presentó su dimisión al cargo y la mantuvo. Por ende, ayer circularon varias versiones respecto a quién iría en su lugar en el alto tribunal de la justicia provincial.

Abel Cornejo
Abel Cornejo
banner

SALTA-. En un día de miércoles, la jornada se abrió a primera hora con la carta de renuncia del actual juez de la Corte de Justicia, Horacio Aguilar, quien no tuvo problemas en confirmar extraoficialmente su dimisión. Esta novedad, sin embargo, quedó rezagada por el anuncio de otra renuncia que, a la postre, no llegó a concretarse y que tuvo como protagonista al ministro de Seguridad, Abel Cornejo.

Mientras desde la ciudad judicial, una foto de la carta de renuncia del juez Aguilar impactó en los teléfonos de varios periodistas, en las escalinatas del monumento al General Martín Miguel de Güemes, se cocinaba otro anuncio que terminaría por acaparar toda la atención.

En dicho lugar, y con la calle Uruguay y el Paseo Güemes cortado para el tránsito, un nutrido grupo de policías se reunieron para seguir el acto de juramento de los nuevos cadetes de la Policía de Salta, ceremonia presidida por el titular de la cartera de seguridad.

Alrededor de las 10, cuando el acto de la policía aún se hallaba con el rito de jura de los nuevos egresados, los portales informativos anunciaban la renuncia de Aguilar, quien juró en ese cargo el 17 de junio del año pasado, tras ser designado por el gobernador de la provincia Gustavo Saenz, quien también convocó a las María Alejandra Gauffín y Adriana María Rodríguez Faraldo como juezas del alto tribunal de justicia local, en el marco de la reforma que elevó el número de integrantes de cinco a nueve.

La noticia de la renuncia, como era de espera, disparó varias conjeturas respecto al remplazo de Aguilar en la Corte, circunstancias en que surgieron varios nombres para ocupar el lugar que quedará vacante a partir del primero de mayo próximo.

En ese marco, surgieron nombres que ya se habían mencionado a fines del año pasado, cuando un medio local, especializado en materia judicial, adelantó la renuncia de Aguilar, como la de otros dos jueces más de la Corte: Sandra Bonari y Guillermo Catalano, quienes hasta el momento no confirmaron su salida.

Así las cosas, y cuando algunos medios comenzaban a tirar nombres, otra renuncia retumbó en las redes sociales y luego saltó a los portales informativos. Esta vez, el anuncio salió de las palabras finales del ministro de Seguridad en el acto de la policía, en el monumento.

Enfrentamiento de larga data

Este otro portazo, con otros ribetes, dejó de lado las especulaciones en torno a la lista de candidatos a remplazar a Aguilar, pues todos buscaban saber por qué razón el ministro había decidido marcharse, aunque no se tardó demasiado en relacionar la decisión con la última intervención del diputado Gustavo Orozco en la sesión de los martes en la cámara baja local.

En su último pedido para hacer uso de la palabra, Orozco, quien mantiene un fuerte enfrentamiento con Cornejo, sumó un nuevo round al combate que ambos rivales políticos iniciaron hace dos semanas, cuando el ministro se presentó en la legislatura para brindar un informe por cuestiones relacionadas a la seguridad.

Orozco se defendió de las acusaciones realizadas por el funcionario provincial en su contra, incluso desafió a que lo investiguen y si encuentran alguna causa de peso en su contra, aseguró que estaba dispuesto a renunciar “por las 5 mil almas” que lo votaron en Rosario de la Frontera.

Tras cartón, sacó el resto de la vaina y pidió que ese cuerpo legislativo también investigue al ministro, pues afirmó que también tendría denuncias en su contra, entre ellas por un supuesto hecho de abuso en perjuicio de una mujer, sin que esta mención fuera cuestionada por ninguno de sus colegas.

Esta indiferencia, según dejó entrever el ministro, fue lo que motorizó la decisión de renuncias, pues entendió que no tenía el respaldo del oficialismo. Aunque casi inmediatamente, el Ejecutivo reaccionó y puso al Coordinador del Gabinete, Pablo Outes en los medios para minimizar la renuncia y asegurar la permanencia en el cargo, Cornejo mantuvo su decisión.

Pasado el mediodía, tras una reunión con el gobernador, el ministro dejó de lado el calificativo de indeclinable de su anuncio y confirmó que seguiría en el cargo, con lo cual nadie entendió muy bien si lo sucedido en la Cámara de Diputados, un ámbito netamente político en el cual se han realizado innumerables planteos como el de Orozco, es suficiente como tanto berrinche.