Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Espectáculos

Ana Rosenfeld se refirió a su continuidad en LAM: «El rol para el que fui convocada»

La rubia dejó muy en claro que piensa seguir siendo parte del programa que se emite a través de la pantalla de América TV.

banner

Tajante, sin filtros ni tapujos. De esta manera se mostró una de las personalidades más mediáticas del momento, como es el caso de Ana Rosenfeld. Y es que la reconocida abogada no tuvo días tranquilos en este último tiempo debido a su participación en “LAM”, el programa que lleva adelante Ángel de Brito a través de la pantalla de América TV. 

Luego de sus enfrentamientos con Yanina Latorre, la letrada dialogó con La Once Diez / Radio de la Ciudad, donde no se guardó absolutamente nada. “El precio de la fama… de la exposición, todo tiene un costo. Donde se me quiere juzgar, voy a Tribunales, hay que mostrar la verdad no las bolud… de ser criticada y ser cuestionada sin un derecho a réplica”, comenzó asegurando.  

Más directa que nunca

“Si me atacan con algo que es falso yo tengo un remedio y es lo jurídico. Yo me encargué de recolectar el material para el juez, las pruebas muestran lo contrario, ahora si soy buena, mala, si uso billetera o no, bueno son cosas que en definitiva quien me tiene que juzgar de eso. Yo saludo a todo el mundo, no tengo aires de diva, nunca maltraté a nadie”, apuntó Ana Rosenfeld. 

Delante de cada uno de los oyentes, habló de su compañera. “No tengo ningún tema personal con Yanina Latorre, no acepto la falta de respeto. Yo no genero odio, bronca y envidia. No hay vínculo con Yanina, cuando se apaga la cámara y no tengo nada que hablar. Yo no llevo data, no llevo info, a mi celular o a mis redes me llega información mía de trabajo, por eso acepté mi trabajo en LAM, acepté este rol porque sé que hoy todo pasa por Tribunales”, sostuvo.  

“Tengo 67 años, casi 49 de profesión, con lo cual he transitado mucho, tengo muchos sueños cumplidos, muchos recuerdos, la exposición trae consecuencias, no todo el mundo está preparado para sentarse en un lugar y ser criticado. Estar en el ojo de la tormenta porque no gusta mi opinión porque digo algo autorreferencial… si me preguntan contesto, qué voy a hacer. No voy a renunciar a LAM mientras pueda cumplir el rol para el que fui convocada. Si en algún momento veo que no hay preguntas que tienen que ver con lo mío o no pueda dar datos que son útiles para el espectador, entonces sí porque ahí estoy usando una silla que puede ser útil para otro”, finalizó.