Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Espectáculos

Nazarena Vélez se refirió al fin de su relación con Alejandro Puchetta: «Al principio»

La actriz y productora hizo referencia a un vínculo que sin lugar a dudas, la marcó para siempre.

Nazarena Vélez
Nazarena Vélez
banner

Quiso compartirlo delante de cada uno de los televidentes. Indiscutiblemente, Nazarena Vélez ha sabido muy bien de qué manera convertirse en una de las personalidades más mediáticas del mundo del espectáculo de nuestro país. Y es que la madre de Barbie Vélez siempre da que hablar con sus declaraciones, tal como sucedió recientemente en LAM”.

Delante de Ángel de Brito y de cada una de sus compañeras, la actriz y productora habló sobre la ruptura que vivió cuando era muy joven, con el padre de su hija. “Éramos muy pendejos los dos, nos casamos a los 18 años (yo) y 19 él. Al principio nos separamos en malos términos, porque no me dejaba trabaja”, comenzó disparando.

“Quería que esté con Barbie todo el tiempo. Yo tenía 20 años. Me iba a volver loca. Yo ya había empezado a trabajar con Gerardo Sofovich, a los 14 años. Él tenía esa cosa machista… Y éramos muy pendejos y él está criado de una manera muy machista, tiene cosas antiguas, pero ahora cambió. Es re buen tipo. Hablamos mucho. Yo lo adoro. Para mí es como un hermano”, finalizó Nazarena Vélez.

Más enamorada que nunca

Hace algunas semanas, Nazarena habló sobre su relación con Santiago Caamaño. “Vamos a cumplir cuatro años en enero. Nos conocimos trabajando en una obra de teatro en Mar del Plata. Es la primera vez que me pongo de novia con un actor. De verdad, no daba ni dos pesos. Cuando yo lo conocí a Santi estaba todo marcado, trabado… Yo decía ‘¿cuánto puedo durar?’”, lanzó.

“Yo me lo imaginaba todo el día con las cremas. Cuando lo conocí iba con la vianda… yo estaba en team cerveza. Cuando nos conocimos pensé que iba a ser una temporada de verano, íbamos a estar y ya. Y de verdad, a los dos meses ya le estaba diciendo ‘te amo’. Era toda la estupidez que siempre tuvieron conmigo, de ver el envase… esa idiotez de pensar cómo debe ser. Cuando lo conocí dije ‘Wow’”, finalizó.