Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Espectáculos

Agustina Kämpfer y un descargo contundente sobre los talles en la Argentina: «Es un monstruo»

La comunicadora no dudó en establecer las diferencias entre lo que sucede en Argentina y España.

Agustina Kämpfer
banner



Sin pelos en la lengua. De esta manera se mostró la reconocida periodista Agustina Kämpfer, quien supo destacarse tanto en Canal Trece como en Telefe. Fue en sus redes sociales, más precisamente en su cuenta de Instagram, donde la comunicadora dejó un descargo tajante en relación a la diferencia de talles que existe entre Argentina y España.

“La tiranía de los talles en Argentina es inexplicable. Esta industria sólo puede sobrevivir con clientas y clientes que se esmeren desmesuradamente por entrar en lo que ofrece, cuando debería ser exactamente al revés”, comenzó manifestando la comunicadora delante de cada uno de sus seguidores, dando a conocer un video donde mostraba todo.

Dispuesta a decirlo todo

“Les comparto mi experiencia desde los probadores españoles de una cadena irlandesa de ropa que además de ser accesible -verán que a la remera de la pagué 2,50 euros, vende prendas por toneladas. Acá no hay talles reales ni irreales, hay talles para la realidad de una cadena que quiere vender, con clientas que quieren comprar”, señaló Agustina Kämpfer.

“¿Sos flaquísima?: sos 2XS, y a partir de ahí va subiendo, en una escala que, más que inclusiva, la llamaría razonable y rentable. Antes de darme cuenta de que en este lugar la cosa es así, fui a por los talles que compro en Buenos Aires siempre: me quedaban enormes (tengo ropa “made in arg” XL que si pido postre ya no me entra). En casa soy M, a veces L”, lanzó.

“Resulta que en España soy S y XS 😳 ¡Pues claro, tía, si hay tantos tamaños de cuerpos, pos cómo vamos a limitarnos a tres tallecitos, joderrr! Al cuento de asomar la cabeza por la cortina del probador y ‘¿me traés un talle más?’ lo vivimos todas. Y muchas veces, la respuesta es ‘tenés puesto el más grande’, que le queda de guante a la que pesa 60 kilos. La oferta textil nacional es un monstruo”, sentenció Agustina.