Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Espectáculos

«Buscando mi mejor versión»: Nazarena Vélez compartió la determinación que tomó

Siempre dispuesta a compartir todo con sus seguidores, esta vez, la actriz habló del cambio que está haciendo en su vida.

Nazarena Vélez
Nazarena Vélez
banner



Se trata, sin lugar a dudas, de una de las personalidades más mediáticas del mundo del espectáculo de nuestro país. Nazarena Vélez ha sabido muy bien de qué manera consolidarse con un carácter tajante. Siempre directa y sin pelos en la lengua, esta vez la panelista de LAM, fue noticia por lo que decidió compartir en sus redes sociales.

Fue en su cuenta de Instagram donde se mostró al natural, y habló de su determinación de cuidar su cuerpo. “Camarines. Decidí arrancar a cuidarme, no por odio a mi cuerpo sino por AMOR. Una alimentación consciente, un poco de actividad física y meditación para proyectar un paso del tiempo más sano y feliz”, comenzó asegurando.

“Pensar en cambios desde el AMOR y no la prohibición siento que es la clave para no frustrarme. Y volver a empezar mil veces, si es necesario, sin sentir presión ni broncas. ‘No es fracaso es experiencia’ aplica para todo. Sigo buscando mi mejor versión. ¿¿En qué momento te encontrás vos??”, le preguntó Nazarena Vélez a sus seguidores.

Fuerte

En Seres Libres, el programa que conduce Gastón Pauls a través de la pantalla de Crónica TV, donde habló meses atrás, de sus adicciones a las anfetaminas. “Cuando deje las anfetaminas me dijeron que la sobredosis que había tomado eran como 30 líneas de cocaína. Para mí es una droga, fuertísima. A los 14 años empecé a tomar diuréticos y laxantes porque siempre fui gordita. Para mí el ser gordita era una mala palabra. Yo sabía que me estaba matando, empecé con 2 pastillas y terminé con 30 por día; me gustaba el resultado”, señaló.

“Tomé noción cuando me estuve por morir, me pegué una sobredosis de pastillas. Me comí una hamburguesa y me dije ‘¿esto con qué se equipara? Con muchas más pastillas’. Fue el 16 de noviembre de 2008, estaba en la cama inmovilizada y sentía que tenía bichos en el cuerpo. Me daba vergüenza contarlo, sabía que estaba mal lo que estaba haciendo. Los cuatro meses que siguieron fueron tremendos. Estaba muy medicada. No estaba en eje. Una noche aparecí arriba del techo. Es algo que me tengo que recordar todos los días, es una lucha tremenda”, contó Nazarena.