Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

Taila Santos pide la revancha: «Gané hasta la tercera ronda»

La brasilera busca una segunda pelea con la campeona del peso mosca y expresó sus razones.

Taila Santos
banner



BRASIL.- En el último duelo por el cinturón del peso mosca, Valentina Shevchenko encontró a su mejor oponente en Taila Santos. A lo largo de su dominio en la división, ninguna peleadora mostró tanta resistencia como la brasilera, que en el tercer asalto sufrió un accidente en el ojo. En su última entrevista, Santos puntualizó en aquel momento y pidió una revancha.

«Creo que gané hasta la tercera ronda, cuando mi ojo todavía estaba bien, pero aún así me las arreglé para bajarla en la cuarta. Terminé siendo derribada en la última ronda, pero la derribé en cuatro rondas», aseguró la luchadora en una conversación mantenida con el podcast Trocaçao Franca. Al terminar el evento, Santos reveló que a partir del tercer asalto «vi dos Shevchenko e intenté pegar en el medio».

Es por eso que la peleadora pide una revancha, alegando que fue la vencedora hasta el accidente. «Creo que las primeras tres rondas fueron mías. Todavía no me he sentado a analizar la pelea; tengo que volver a verla. Pero también pude derribarla en el cuarto y controlarla un poco, pero ella volvió a levantarse rápidamente», comentó.

Incluso con el accidente ocurrido, la peleadora reveló que esperaba ser la ganadora del duelo. «Estaba esperando a que Bruce Buffer anunciara mi nombre. En lo más profundo de mi corazón, esperaba escuchar ‘Taila Santos’, pero ese no es el nombre que dijo. Pero mantuve la cabeza alta. No voy a decir que debería haber ganado, de lo contrario el cinturón estaría aquí conmigo, pero lo que más importa es que estoy contenta con mi actuación», recalcó la competidora.

Para concluir, Santos volvió sobre el momento del accidente para relatar en detalle su sensación. «Cuando miré al suelo entre rondas, pude ver todo lo normal. Cuando comenzó la ronda y la miré, no pude ver nada. Me asusté: ‘¿Qué voy a hacer? ¿Cómo voy a atacarla? No puedo ver nada’. El ojo también podría convertirse en un objetivo para ella. Tenía miedo. Tuve que encontrar una manera. No sabía dónde golpear, así que fue bastante complicado. Nunca renunciaría, pero tenía miedo», sostuvo la última retadora al título del peso mosca para concluir sus palabras.