Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

Lección del día: Adrian Yanez sometió a Tony Kelley

Tras la polémica previa, el competidor cumplió y noqueó con facilidad a su oponente.

Adrian Yanez
banner



ESTADOS UNIDOS.- Los comentarios en la previa del evento empezaron a caldear el ambiente entre Tony Kelley y el peleador Adrian Yanez. Todo nació a partir de las acusaciones de Kelley hacia los atletas brasileros en la esquina de la pelea de su compañera Andrea Lee. Ayer por la noche, Yanez le dio una lección a su oponente y logró noquearlo en el primer asalto.

La fama de los puños de Yanez en UFC fue ratificada durante la noche de ayer. El competidor repitió el resultado que tuvo en sus primeras tres peleas en la promotora, y se impuso a través de un magnífico nocaut. A poco tiempo de comenzar el primer asalto, el árbitro debió detener la pelea tras una ráfaga de golpes del vencedor.

Ya desde el primer segundo del enfrentamiento se anticipaba un posible desenlace como el que tuvo esta pelea. El competidor nacido en Galveston entró con toda su potencia a repartir derechazos a su contrincante. De esta manera, el peleador comenzó ganando en los intercambios de golpes y consiguió impactar fuertes puñetazos sobre su rival.

Así, apenas completados tres minutos del primer asalto, Yanez consiguió conectar una serie de derechazos que tiraron a su rival. Ya con su oponente sentado en el suelo, el peleador impartió golpeas a la cabeza que acostaron a Kelley. Ese fue el preciso momento -en el minuto 3:49- en que el árbitro se vio obligado a interceder para detener la masacre.

Con este triunfo, Yanez consiguió su quinta victoria al hilo en UFC, sin ninguna derrota. «Honestamente fue genial, tranquilo y recogido para mí. Empezó a hablarme de desorden en medio de la pelea y le dije que lo iba a atrapar por esas palabras», comentó el peleador al terminar el duelo. Luego agregó sobre posibles rivales que «Nate Maness me llamó, ‘Sugar’ Sean O’Malley me llamó. Pueden reunirse conmigo en Texas, donde los eliminaré«.