Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Información General

Ni una menos: el 25N como estandarte del Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres

El 25 de noviembre se posiciona como una de las fechas más importantes para conmemorar y no celebrar o felicitar.

Ni una menos
Fuente: Alejandro Mora en Instagram.
banner



BUENOS AIRES.- Dentro de los calendarios de la agenda feminista existen dos días que toman fuerza y visibilidad para decir “Ni una menos”. El 25N (25 de noviembre) se conmemora el Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres y se busca evidenciar los constantes abusos por parte de los hombres y el sistema patriarcal hacia las mujeres, un hecho que evidentemente no se puede celebrar. 

En este sentido, el 25 de noviembre es una de las fechas en las que se reclaman mejores políticas de equidad, educación y acciones que permitan una vida libre de cualquier tipo de violencia. “Ni una menos” ha sido uno de los mayores estandartes de esta lucha que cada día se encuentra con mayores obstáculos y basta ver que un nuevo femicidio en el país se vuelve una constante. 

“Ni una menos”, un grito latente en todo el mundo 

La violencia que se ejerce hacia las mujeres por el simple hecho de ser mujeres crece y no solo se evidencia en acciones físicas o políticas. Violaciones, acoso sexual, acoso laboral y una larga lista enmarcan el día a día de las mujeres. Pero ¿por qué el 25 de noviembre es una fecha clave? Para ello hay que “viajar” a 1981 a Bogotá donde se celebró el  Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y Caribe. 

La misma tuvo como premisa recordar y luchar contra los asesinatos de las tres hermanas Mirabal el 25 de noviembre de 1960. Ambas hermanas eran conocidas activistas que luchaban contra Rafael Leónidas Trujillo en la República Dominicana. ¿La finalidad? Luchar contra el régimen dictatorial y machista de aquella época y que terminó con el femicidio de ambas. 

A partir de ese momento, el 25N se volvió una fecha clave para alzar la voz y luchar contra la violencia que el sistema patriarcal ejerce hacia las mujeres. Pese a los esfuerzos por parte del Estado, la vulneración de derechos sigue siendo una constante y el grito de “Ni una menos” se vuelve cada vez más fuerte y permanente. Ante ello, expertos y expertas llaman a “no celebrar” sino, evidentemente, conmemorar, tal y como sucede el 8 de marzo.