Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Dicen por ahí

Dicen por ahí: La grieta provincial, Con nuevo amor, Ministra se busca, Ta’loco este, Aguas turbias y Timba policial

El saber popular suele decir «cuando el río suena, agua lleva».

Síndrome de Gambetta: La secretaría de Gobierno municipal de Salta, Frida Fonseca, estaría así pagando mañas de su antecesor José Luis Gambetta para esquivar los bultos de la locura de la gestión de la «Titi». Con un repentino supuesto Covid, en la semana más compleja entre las negociaciones del ejecutivo municipal y los ediles por presupuesto y aumento de impuestos, Fonseca se declaró enferma y ausente sin certificado médico. Aparentemente la gambeta de Gambetta sería un modismo del cargo para evadir los choques y las discusiones políticamente incorrectas.

La grieta provincial: Sin tregua entre los ministros auto denominados “los puros” contra los proclamados “los huérfanos”. Los primeros entre que los que están Cánepa, Villada, Peña, Esteban y en la vereda del frente un solitario Dib Ashur que a veces charla con Camacho y con De los Ríos. La grieta habría escalado a nivel de que unos y otros no compartirían brindis de fin de año por lo que el Gobernador Gustavo Sáenz partiría los festejos para evitar más roces entre los propios y los arrimados. Rápido el ministro económico fue el primero en proponer su domicilio para una amena reunión que se realizará esta semana en la morada sanlorenceña.

Con nuevos amor: El coordinador político del Gobierno provincial, el silencioso Pablo “loro” Outes ya estaría estrenando/oficializando nuevo amor. Aunque dicen que no sería tan nueva sino que ya sería una vieja conocída, Outes fue visto el fin de semana pasado de paseo en su vehículo particular con una joven blonda con quien ya habría sido visto mientras el contador cursaba sus últimos meses de pareja con una música. La blonda habría sido la gota que rebalsó el vaso y el punto de explosión de la ahora expareja, quien por supuesto no perdonó la vida pica flor del político.

Reemplazo se busca: El portazo de la ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa, entre gallos y media noche durante el fin de semana movió las agendas y celulares para buscar quien podía sentarse en el sillón que reparte bolsones. La directiva fue fuerte y clara sólo queremos mujeres en ese lugar. Las dos tentadas serían dos jóvenes con trayectoria política y que no tengan vínculo con la capital. Se trata de la cacheña Liliana Guitian y la caldereña Silvina Abilés las que más fuerte sueñan para sentarse en el sillón que nadie quiere durante el verano y en año no político.

Tironeo: La renuncia de la ministro de Desarrollo Social, Verónica Figueroa, dicen que sirvió para dos cosas. La primera es conocer que ese ministerio existía y tenía al frente a una tal Verónica Figueroa. La segunda, es desnudar otro probable candidato al ministerio con el compromiso cada vez más cercano al kirchnerismo del gobernador, Gustavo Sáenz, que entre los nombres que por estas horas dan vuelta en el bolillero se encontraría el del flamante senador, Miguel Calabró, hombre con teléfono directo en Casa Rosada y que fuera coordinador del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en Salta, cargo al que renunció para dedicar su tiempo a la campaña que lo llevó al senado. A pesar del exiguo presupuesto de un poco más de cinco millones de pesos –una migaja- hay varios que apetecen el sillón. En una juntada de varios intendentes el finde mientras crepitaban las brasas, uno dijo “Tenemos que poner un pollo nuestro”, a lo que dicen que otro respondió: “El único que tenemos es el ‘Pollo Crudo’, como le dicen al presidente del Foro, Daniel Moreno”. En la baraja suenan también Edith Cruz y otros que publicamos en esta misma sección. Nunca nadie superador.

Inflación: Una de las razones de la renuncia de Figueroa en Desarrollo Social sería el presupuesto de apenas cinco millones y monedas que le asignaron, una migaja para atender necesidades. Un cercano a la olla donde se cocinan los números comentó que el problema serían los intermediaros ya que un bolsón costaría unos “Cinco dólares blue y se pretendería comprarlos a treinta y cinco dólares”. En la diferencia nomás ya se fue todo el presupuesto. Así no hay plata que alcance, diría un jubilado.

Timba policial: Mientras el ministro de Seguridad, Abel Cornejo, piensa en policías aerotransportados (“Estos chocan los patrulleros, imagínate lo que pueden hacer con un helicóptero”, dijo un jefe de la R1), y pretende poco menos que instalar a Robocop, los muchachos de azul son más autóctonos y folclóricos. Se conoció que un Director de la alta jerarquía policial habría organizado una polla-rifa para juntar fondos con un sorteo de un premio insólito: el primer premio serían dos días de franco y el segundo premio, un día de franco. El tercer premio también sería un día de franco y el cuarto premio, dice la publicación que circuló entre los whatssap de los policías: “Premio Consuelo”. El precio del número cuesta $ 100. Pero si la cosa parece extraída de las “Memorias de Narnia”, esta extravagante iniciativa estaría autorizada nada menos que por el nuevo Director General de Seguridad de la provincia. Dicen que cunde entre la fuerza policial la duda sobre en qué consistiría el “Premio Consuelo”.

Aguas turbias: Que el servicio de Aguas del Norte es cada día más deficiente no caben dudas. Para empeorar la situación el líquido elemento que consumen los salteños estaría siendo ganado por una creciente infección de salmonella, según estarían revelando índices que maneja un reservado grupo perteneciente a la empresa y al ministerio de Salud. Si algo hay democrático son las pestes que no se fijan en estatus sociales ni cargos públicos y así dicen que un afectado más fue el propio gobernador, Gustavo Sáenz, quien debió mantenerse en reserva un par de días y atendiendo asuntos oficiales sentado en otro sillón, rodeado de blancos papeles no A4 sino en rollo. Más explícito y elegante, imposible. Comentan en las cercanías que hubo reclamos hacia Luis María García Salado y Sebastián Gomeza. Una fuente –no de aguas danzantes precisamente- comentó que “no alcanzó el presupuesto para todo el cloro que se requiere”. Lo que no pueden las urnas, lo pueden las bacterias. No hay enemigo chico decían las abuelas.

Europeos: Los intendentes de Salta, salvo raras excepciones, tan raras que no se conocen, se destacan por sus alucinaciones a la hora de efectuar obras públicas. Así como en su momento, Diego Sumbay, de La Caldera, quiso tener un Cristo iluminado como el de Río de Janeiro y terminó haciendo un mamarracho de pintura en la imagen, su par de La Merced, Javier Wayar, quiso que su municipio tenga una Fontana di Trevi vernácula y se patinó el casi medio millón de pesos que debió enviar a una escuela en una fuente que funcionó sólo tres días y ahora es un criadero municipal de dengue y cuanta bacteria se le ocurra veranear allí. Parece que nadie quiere decirle a Wayar que todo lo que hizo fue una porquería por temor a ser amenazado de muerte. Hacia el norte, en La Caldera, dicen que van a levantar el aplazo de la mal pintada al Cristo con un hermoseo general del lugar a un costo de cien millones de la moneda nacional. Según algún entendido en obra pública cercano a Sumbay “Con cien palos adoquinaríamos todo el pueblo”, y vaya si estaría contento el “Loro” Outes, pero no.

Así no era: En cualquier momento se produciría un “corte y una quebrada” entre los intendentes peronistas que están tomando presión contra su jefe, Gustavo Sáenz. Por ahora la cosa viene de comidillas en reuniones informales y mensajes de whatssap, pero la tensión ya se siente. La razón sería la arbitraria asignación de fondos para obras que ya vislumbran hará Sáenz con vistas a repetir la gobernación en el 2023. Para pasarlo en limpio, así como en las últimas elecciones “Botita” se jugó por el binomio “K” –Estrada y Caletti-, aunque esta última no resultó tan “K”, ahora los intendentes y también algunos legisladores están olfateando que para el 2023 los van a usar para cumplir los designios del macrismo y de Juntos por el Cambio, ya que los asesores de campaña están advirtiendo una debacle para el Frente de Todos en dos años. Un intendente que pidió reserva por temor a ser liquidado en la próxima con el voto electrónico, expresó que “Sáenz nos usó de forro, nos chupó las bases y ahora nos van a dejar mirando cómo se nos c… de risa”. ¿Y la lealtad con los compañeros?

Ta’loco este: Fue la expresión de un legislador perteneciente a un municipio de la zona oeste de la provincia que comentó el desagrado que causó el reparto de cargos internos a los amigos de Sáenz, como la presidencia de la comisión de salud a un recién llegado como Bernardo Biella. Tampoco cayó bien el nombramiento “a dedo” de Elsa Pereyra Maidana en la Auditoría de la Provincia. Prueba de la venalidad de Sáenz es que los últimos montos logrados en Nación se están dirigiendo a los municipios donde al peronismo le vienen pegando palizas de perro huevero como Salta Capital, La Caldera, Cerrillos, la Merced, Chicoana y El Carril. El morocho terminó vociferando su bronca con una delación propiamente: “Ya lo van a mandar al Tuti (Esteban Amat) a que arregle las aguas repartiendo AP (Agrupamientos Políticos)”. La cosa viene descompuesta, es verdad, pero ¿seguirán enojados o los AP obrarán como diazepam para los enojados?

“Perón o muerte”: Así pintaban las paredes los compañeros en los años duros cuando combatían a los que proscribían al peronismo. Dispuestos a dar la última batalla, los verdaderos peronistas vienen sumando compañeros para aprovechar la última carta que les queda, la reforma de la Carta Orgánica del PJ, donde el principal objetivo es liquidar de una vez a la Comisión de Acción Política (CAP) que dicen, “es una engaña pichanga para meter extraños y traidores y quedarse con la guita (sic) y debilitar más al PJ”. La operación “Eyectar al Loro” ya está en marcha y habrían sumado a la lista de los traidores –dicho así llanamente- a Miguel Isa quien “no tiene capacidad ni para renunciar e irse del todo”, dicen. La cosa es que estos dirigentes disconformes ya están compartiendo cafés y otras bebidas espirituosas con dirigentes de otros movimientos. Estos compañeros no comprenden el sentido de aquella expresión “bussines are bussines” y siguen creyendo en la justicia social.

Reclamo: Se cuenta que días pasados, prontos al abordaje de un avión rumbo a Buenos Aires, un intendente le reclamó airadamente a la ya diputada nacional, Pamela Calletti, que los usaron para ella y Emiliano Estrada lleguen al Congreso Nacional porque el gobernador les había prometido un ministerio para los intendentes peronistas y ahora los están dejando de lado. Pragmática y onda iceberg como suele ser la Caletti, dicen, que le respondió: “Ah, no sé, esas son cosas de Sáenz” y empujó resuelta la valija y se zambulló en la panza del Embraer. Ya supo decirlo clarito Sáenz: “En campaña se dicen tantas cosas”.

Cartuccia perdió una comisión y los estribos: Esta semana dio que hablar la reunión realizada en la Cámara de Diputados para elegir las autoridades de la Comisión de Salud. Reunidos los y las profesionales del área, dieron el acuerdo para que el médico Bernardo Biella sea el nuevo presidente secundado por la también médica Gladys Paredes. Todo esto sin mayores discusiones ya que se daba por sentado que el Médico en Casa contaba con la experiencia de haber sido diputado nacional, y la pediatra representante de Tartagal como legisladora provincial. Todo venía bien y nadie se había dado cuenta de la cara de la diputada polirubro Laura Cartuccia quien mascullaba su ambición e impotencia, hasta que en la votación perdió el tercer lugar, la Secretaría, a manos de un legislador de apellido Vargas, de profesión enfermero y representante de los Valles Calchaquíes. Fue ese el momento en el que el rubio oxigenado de la legisladora se convirtió en azul y salió a los pasillos, a donde entabló una conversación telefónica a los alaridos señalando casi sin poder respirar que “este no era el acuerdo”. Luego de intentar que su rostro regrese a la normalidad, ingresó nuevamente, pero está vez el teléfono que sonó fue el de la diputada Mónica Juárez, quien al ver que la llamada provenía del mismísimo Pablo Outes, salió a recibir órdenes también al pasillo. A su regreso, le informó socarronamente a su compañera que se quede tranquila, que había habido un cambio en las autoridades de la Comisión (votada por sus integrantes) y que ahora el cargo de Secretaria “es para vos”. Obviamente, una tomada de pelos, porque lo que realmente quería Cartuccia de Vargas, era ufanarse con la presidencia de tal Comisión…

Mal asesorado y desorientado: Otro papelón, y ya van bastantes, protagonizó el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Matías Cánepa, que dejó expuesto no sólo en su falta de conocimiento e impericia como común denominador en toda su cartera sino de quienes lo rodean y se supone que deben asistirlo en sus ignorancias. Con motivo del aniversario de la creación de la Dirección de Nivel Privado, hace 3 décadas, el Colegio Belgrano se erigió como sede de la evocación. Ete acá que Cánepa comenzó su alocución en calidad de ministro, bastante doméstica y poco preparada, hablando del cumpleaños número 30 años del tradicional colegio ante la mirada de desconcierto de docentes y alumnos. La tercera vez que repitió que se trataba de un aniversario de la entidad le apuntaron que el afamado colegio tenía 121 años, no 30 ocasión en la que preguntó con el micrófono abierto: Entonces qué tienen que ver los 30 años? Algún comedido se animó a explicarle que se trataba del aniversario de la Dirección de Nivel Privado y que habían elegido esa entidad como símbolo, solamente cosa que Cánepa no logró entender entre que le gritaban cosas y trataban de aclararle los tantos. Partió bastante ofuscado por el malentendido y se sospecha que sigue sin entender qué es una dirección de nivel, a su cargo obviamente, y qué tiene que ver con el Colegio Belgrano.

Ministra se busca: Trascendió la descompostura que sufrió la ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa, cuando se encontró con el presupuesto que la gestión Saénz destina a la ayuda social en una provincia signada por la misera y falta de trabajo habida cuenta de que el año que no es electoral. Acorralada por los pedidos de asistencia y sin poder dar respuestas Figueroa amenazó con renunciar ante las emergencias sociales que se producen todos los eneros, relacionados con las altas temperaturas y la falta de agua en el norte provincial. Evacuaciones, muertes por desnutrición y cortes de ruta deberán caber en el porcentaje asignado por » los muchachos» al único ministerio comandado por una mujer. Figueroa saldrá de la función pública a fin de mes justo a tiempo de la debacle para que quien asuma debute con el show de la miseria del verano y que en su calidad de mujer la coloquen directamente en la hoguera. Entre las nominadas están quienes quedaron fuera del esquema oficial a causa de no haber sido electas por la voluntad popular y, por ende, serán impuestas, a saber: Silvina Abilés, Romina Arroyo o la legendaria romerista de la acción social, Adriana Portal. También se rumorea que una prenda de paz con otras fracciones políticas sería entregar ese ministerio por lo que en el Grand Bourg escuchan ofertas.

Relajado: Quien pasea por el Dique Cabra Corral sonriente, al frente de su lancha, con su familia disfrutando del sol, el agua y los deportes acuáticos es el ministro polirubro y constituyente, Ricardo Villada. En bermudas y muy relajado Villada estuvo un fin de semana de relax en el Dique Cabra Corral para reagrupar fuerzas y encarar …una conferencia de prensa en la mañana del lunes, qué estres.

El silencio como respuesta: Por estos momentos ya se conoce la política de comunicación que implementará el nuevo secretario de Prensa, Javier Lamas, quien ya debutó seleccionando medios de comunicación «amigos» en una conferencia de prensa. A través de una comunicación, informal ya que no encuentra argumentos técnicos pertinentes ni antecedentes salvo en los gobiernos de facto, Lamas determinó que la función republicana de gobierno no la llevarán adelante ni el propio gobernador ni los ministros. La publicación de novedades y acciones oficiales estarán a cargo de las terceras y cuartas líneas de agentes de administración pública de manera de preservarle la mala imagen a los funcionarios que no saben lidiar con los periodistas.

Pretencioso y engrupido: Habida cuenta del éxito en las elecciones de todas las fracciones oficialistas que responden al Gobernador Gustavo Saénz quien se subió al podio de las aspiraciones es el coordinador político, Pablo Outes, quien dejó traslucir sus intenciones de llegar al máximo lugar ejecutivo: Gobernador. Cabe destacar que el actual jefe de la Comisión de Acción Política va cambiando sus aspiraciones a medida que transcurre el tiempo. Otrora pretendía ser diputado nacional, ahora gobernador previo ser vice de Saénz en una futura elección.