Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Salta

Danza de nombres para el Ministerio ignorado por Gustavo Sáenz y que abandonará Verónica Figueroa

Verónica Figueroa renunció por la falta de fondos y se busca alguien que asuma en una cartera clave que quedará diezmada por Gustavo Sáenz.

Verónica Figueroa
Verónica Figueroa
banner



Luego de la renuncia de Verónica Figueroa al frente del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Salta, rápidamente comenzaron a trascender los nombres de los posibles reemplazantes en la cartera ignorada por el gobernador Gustavo Sáenz para el 2022. La información oficial todavía no se difundió pero, Juan Carlos Villamayor sería uno de los indicados. De igual manera, el flamante senador Miguel Calabró también se encuentra en la nómina y se suman varias mujeres que cumplirían con el «cupo femenino».

La supuesta asunción de Juan Carlos Villamayor, que hasta ahora está a cargo de la Secretaría de Adultos Mayores comenzó a trascender en varios medios ante la presunta versión del ministro de Gobierno, Ricardo Villada. Los pronósticos no son una de las habilidades del funcionario y la salida de Verónica Figueroa, por la falta de fondos, sería un impedimento para aceptar rápidamente asumir en una cartera clave que quedará diezmada el próximo año.

Como bien informó Salta4400, tras presentar la renuncia el 6 de diciembre y hacerlo público este fin de semana, Verónica Figueroa aclaró que sigue hasta fin de años y expuso ante senadores el que iba a ser su Presupuesto 2022. Allí confirmó que uno de los motivos de su salida, o la principal, tiene que ver con la poca cantidad de fondos que le asignó Gustavo Sáenz. «Necesitamos más recursos para dar respuestas a problemáticas muy complejas», expresó.

Y en ese sentido, la futura exfuncionaria detalló su pedido y el abandono del mandatario: «Nosotros solicitamos, sacando sueldos, para gastos operativos, o sea para dar respuesta a cuestiones complejas, 3.626 millones de pesos y terminaron aprobándonos 2.090 millones de pesos». Como bien apunta el Dicen por Ahí, el portazo de la ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa, entre gallos y media noche del fin de semana movió las agendas y celulares para buscar quien podía sentarse en el sillón que reparte bolsones.

El cupo femenino, los deseos de intendentes y el posible pacto

Del mismo modo, una directiva dentro de la administración provincial habría sido que se debe respetar el cupo femenino y que solo podría asumir una mujer en ese lugar. Esto es ante la salida de la única funcionaria femenina, pero a pesar de que cuando salió eyectada Josefina Medrano asumió Juan José Esteban. Las dos tentadas para Desarrollo social serían dos dirigentes con trayectoria política y que no tengan vínculo con la Capital. Se trata de la cacheña Liliana Guitian y la caldereña Silvina Abilés las que más fuerte sueñan para sentarse en el sillón que nadie quiere durante el verano y en año no electoral.

Del mismo modo, entre los nombres que por estas horas dan vuelta en el bolillero se encontraría el del flamante senador mencionado, Miguel Calabró. Se trata de un dirigente con teléfono directo en Casa Rosada. Además, porque fuera coordinador del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en Salta, cargo al que renunció para dedicar su tiempo a la campaña que lo llevó al Senado de la provincia.

Una curiosa escena se dio en una comida de varios intendentes el fin de semana cuando uno expresó con deseo: “Tenemos que poner un pollo nuestro”. Sin embargo, dicen que otro jefe comunal le recordó con pesimismo y burla: “El único que tenemos es el ‘Pollo Crudo’, como le dicen al presidente del Foro, Daniel Moreno”.

En la danza de nombres suenan también Edith Cruz y las candidatas que quedaron fuera del esquema oficial por no haber sido electas por la voluntad popular en los últimos comicios. A la mencionada Abilés se puede sumar la exedil Romina Arroyo o la legendaria romerista de la acción social, Adriana Portal. No queda afuera una posible «prenda de paz» con otras fracciones políticas entregando el ministerio olvidado por el Grand Bourg.

Por último, volviendo al Presupuesto 2022 que dejó afuera a Verónica Figueroa, la funcionaria explicó ante los senadores que la cifra de 5.129 millones que pidió es porque incluye lo destinado a los salarios de la cartera. Sin embargo, con los 2.090 millones de pesos finales destinados a la cartera todavía sin sucesor, la distribución entre las distintas áreas es la siguiente: 632 millones se destinan a municipios, 596 millones son para la secretaría de Políticas Sociales; 481 millones tienen como destino la secretaría de Primera Infancia, Niñez y Familia y 115 millones para la secretaría de Asuntos Indígenas.