Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

UFC

Lo consiguió: Calvin Kattar volvió a la actividad con una impresionante victoria sobre Chikadze

El enfrentamiento recibió el bono a la mejor pelea de la noche.

Calvin Kattar
banner



Luego de los cruces que mantuvieron en los últimos días, finalmente llegó el momento de la verdad y fue cuando Calvin Kattar se impuso de manera brillante sobre su oponente Giga Chikadze. Después de unos cinco rounds espectaculares, el peleador logró una gran superioridad en las tarjetas que marcaron un 50-44, 50-45 y 50-45.

El extenso tiempo esperado para regresar a la actividad finalmente dio sus frutos, ya que el trabajo realizado durante casi un año sacó la mejor versión de Kattar en una pelea imperdible para cualquier fanático de las Artes Marciales Mixtas (MMA). Los luchadores obtuvieron el bono a la mejor pelea de la noche tras su gran enfrentamiento.

Todo comenzó de un modo bastante equilibrado, con Chikadze un poco más activo lanzando patadas y combinaciones en el primer round, pero con una poca efectividad por la que no consiguió ningún daño importante. Pero las cosas empezaron a cambiar en el segundo round cuando, tras un derribo, Kattar tomó el control de la pelea para no volver a soltarlo.

«Ninja» nunca cesó en sus intentos de conectar golpes, pero la buena estrategia de su rival acortando la distancia le quitó cualquier oportunidad. La inteligencia del quinto de la división le permitió ser más efectivo que su rival, que ya en el cuarto asalto empapaba su rostro en sangre, pero aún intentaba, a través del intercambio de golpes, conseguir algún daño importante en su rival.

Finalmente la estrategia lo es todo: Kattar supo anular los puntos fuertes de su rival y le hizo pagar los comentarios que lanzó durante toda la semana. A través de una serie de codazos, golpes, patadas y los repetidos cortes de distancia, el luchador se llevó la victoria por plantear la pelea de un modo único. Al parecer, Chikadze tendrá que esperar e intentar redimirse en un próximo desafío si aún piensa merecer una oportunidad por el cinturón.